Opinión

Ruta
Investigación
Opinion - Conoce a nuestros investigadores: Dr. Claudio Calabrese: desde Salta, Argentina a Aguascalientes.

Conoce a nuestros investigadores: Dr. Claudio Calabrese: desde Salta, Argentina a Aguascalientes.

Por: 
Lic. Pedro Juan Fernández Cueto

Es un gusto y un honor platicar con gente que pudiera parecer que hace de la Filosofía algo inaccesible, cuando es exactamente lo contrario. En un programa de intercambio, él y su esposa, filósofa y doctora también, llegaron no hace mucho a Aguascalientes y se encargan de un buen número de clases de Persona y Sociedad, sin abandonar, como veremos, la investigación.  Actualmente, nos dice “estoy trabajando una línea de investigación sobre "La crisis religiosa de los ss. III-IV a través de la figura de San Agustín"; a partir de aquí, y en colaboración con UP México, trabajo en un proyecto conjunto sobre relaciones interpersonales en la historia del pensamiento y en la literatura universal. Desde mi perspectiva personal, estás líneas se unen en el estudio de fondo que realizo sobre  la formación del concepto de filiación.” Cualquiera se preguntaría qué actualidad o qué aporta esta investigación hoy en nuestros días y la respuesta, por raro que pueda parecer o sonar, es muy sencilla: de esa crisis derivaron grandes aportaciones a la vida ordinaria, concretamente, el concepto de filiación se hizo más vivo, más profundo, más entrañable, en lo que la palabra en su correcto sentido significa y refiere a las entrañas mismas de la persona.

 

También sabemos que la investigación es un proceso para llegar a algo tan atractivo y objetivo como la verdad misma, sin embargo nos encontramos muchas veces con posiciones subjetivas y poco cercanas a la verdad y eso lleva a una polémica tan antigua como antagónica sobre una pretensión que en sí hoy tiene poca validez, pues sabemos que nadie detenta la verdad en términos absolutos, así que le preguntamos si tiene una manera de detectar cuándo un trabajo de investigación tiene una carga más fuerte de subjetividad y cuándo no y nos explica que "subjetividad" es un término ambiguo que señala lo que no es real, aunque aparente serlo, y lo que es real en una determinada esfera; hay una genuina subjetividad humana y que tiene que ver con la rectificación sucesiva de la conciencia. En investigación esto significa que no todas las investigaciones o interpretaciones son igualmente válidas y que tampoco hay una que sea absolutamente verdadera. Por ello, en filosofía, es tan importante hacer una pregunta crecientemente estricta en su formulación cuanto ir dando respuestas”.

A la vez, nuestra cultura se ha visto de manera equívoca a la investigación, cuando sabemos que es vital para las universidades. Se suele decir que es improductiva, que difícilmente un investigador puede vivir de ella y sabemos que no es así, le preguntamos esto a un filósofo cuyas conclusiones no son cosas tangibles como un zapato para invidente, un cableado resistente a los cambios climáticos, etc., y el doctor Calabrese nos ubica, por decirlo de una manera gráfica: “en la última visita a nuestro Campus, el Sr. Rector General, Dr. José Antonio Lozano Díez, definió la orientación de la Universidad en los próximos años y en ella resonó la definición de nuestra Casa de Altos Estudios como ámbito de investigación, es decir, hacernos cargo de la responsabilidad de generar nuevos conocimientos y de compartir orientaciones con la sociedad, cuya confianza -completamos la educación de sus hijos- es para nosotros determinante. Quien diga que la investigación sirve para poco -de hecho se dice muy a menudo- desconoce la historia de los progresos humanísticos y científicos de nuestras sociedades”.

En el último Claustro de Profesores él y su esposa tuvieron un gesto enormemente generoso para la UP donaron un libro incunado. Le preguntamos qué significa incunado y por qué su valor tan alto: “obsequiamos a la Universidad las obras filosóficas completas del filósofo Lucio Anneo Séneca, en una edición del s. XV (eso es lo que significa, impreso hasta ese siglo); aporta un valor simbólico que, con Ethel (su esposa), juzgamos de la mayor importancia: el texto latino está anotado, en los márgenes, por los distintos humanistas que lo estudiaron a lo largo de los siglos y representa el esfuerzo continuado de las generaciones por comprender y enseñar lo comprendido.

Una universidad es calificada por la calidad de los denominados papers auditados, quisimos saber en su opinión, el valor que éstos representan y esto fue lo que nos dijo: “el tema de publicar hoy tiene diversas aristas y una de ellas es la "visibilidad" o consideración que un artículo o libro tiene entre la comunidad de pares. Que un trabajo tenga la consideración previa de pares, me parece un modo en el que una publicación o una editorial se asegura la calidad y la originalidad de lo publicado.

No es un método infalible, por supuesto, pues tampoco hay objetividad absoluta; se debe volver una y otra vez sobre la evaluación de la producción intelectual, pues no es algo dado para siempre”. Es decir, la vocación a la investigación de una universidad es algo que está en su naturaleza misma, es, podríamos decir, el código genético, pues de ella, de la investigación, llegan a manos de otros el resultado de ese trabajo, unas veces muy tangible,, muy práctico y útil y otras, aparentemente poco práctico, pero que como vemos, el tiempo que juega un papel clave, se encarga de hacernos ver cuán útiles y actuales son esas conclusiones, esos trabajos.