Opinión

Ruta
Investigación
Opinion - Conoce a nuestros investigadores: Dr. Eduardo Sánchez de Alba, primer doctor de la Universidad

Conoce a nuestros investigadores: Dr. Eduardo Sánchez de Alba, primer doctor de la Universidad

Por: 
Lic. Pedro Juan Fernández Cueto

Irremediablemente la plática con el Dr. Sánchez de Alba nos hace sentir un poco nostálgicos; nos lleva a aquellos primeros años de la Universidad en la que había poco materialmente, pero mucho en el ánimo de los que trabajábamos desde entonces. Se palpaban las ganas de hacer las cosas bien, pocas ciertamente, pero lo mejor posible y el ejemplo del Dr. Sánchez es, sin temor a exagerar, emblemático, pues hablamos del primer profesor investigador que obtuvo el grado de Doctor, en un programa conjunto entre la Universidad Panamericana, que en México le ayudó a trabajar en su tesis y la Universidad de Navarra, donde defendió y obtuvo el grado con el tema “La esencia y el sujeto del hábito según Santo Tomás y Aristóteles”, que como podemos ver, platicamos con un filósofo cien por cien.

 

Su trabajo podrá sonar a muchos como algo sumamente teórico, pero no es así, “consistió en presentar desde una perspectiva nueva las tesis de estos dos autores sobre la noción y el sujeto del hábito, y en extraer algunas de las virtualidades contenidas en tales tesis.  La importancia de este estudio sobre el hábito radica en la centralidad que tiene la noción de hábito en Antropología y en Ética.” Es decir, en el campo de las virtudes, algo que hoy se puede llamar o entender también con el nombre de competencias y por tanto, algo muy práctico y en su caso, nos aclara: “lo práctico de la Filosofía es la Ética, de tal manera que las tesis que no abordan esta temática -la Ética- son más teóricas que prácticas. Tal es el caso de mi tesis doctoral, que aborda el tema del hábito desde una perspectiva más antropológica que ética. No obstante puede decirse que mi tesis tiene una repercusión práctica indirecta por la relación tan estrecha que hay entre estas dos ramas de la Filosofía, y entre el hábito y la virtud.”

 

 El ascendiente moral del Dr. Sánchez es conocido por todos los que o bien han tomado clases con él o bien lo hemos tratado profesionalmente. Le preguntamos si recuerda alguna de las tesis que ha dirigido con particular cariño y nos dice que se trató de “una tesis que presentó un alumno de la primera generación de la Universidad Bonaterra (Eduardo López Arellano), que hizo una excelente tesis de mercadotecnia con un enfoque profundamente antropológico. El tiempo pasa y no recuerdo exactamente el título de la tesis".

 

Para muchos, pensar en un doctorado da miedo. Hemos visto que a la vez, para muchos significa una parte de su currículo de vida, algo contemplado. Le preguntamos qué mensaje daría a aquellos que temen al doctorado y nos dice que “desde el punto de vista académico, es accesible a cualquier universitario con gusto por el saber. Se puede decir que incluso es deleitable su estudio. El mayor problema muchas veces es la poca oferta doctoral de nuestra ciudad, que obliga a los alumnos a buscar fuera lo que aquí no encuentran, con las dificultades económicas y familiares que eso conlleva. No obstante, al final, el sacrificio vale la pena.”