Opinión

Ruta
Investigación
Opinion - Conoce a nuestros investigadores: Nicolás Esparza, el Departamento de Filosofía y las publicaciones en la UP

Conoce a nuestros investigadores: Nicolás Esparza, el Departamento de Filosofía y las publicaciones en la UP

Por: 
Lic. Pedro Juan Fernández Cueto

Hablando de investigación y sin hacer menos a ningún área, a ninguna persona, a ningún trabajo, naturalmente hay una de esas áreas que es desde épocas muy antiguas, la madre de todas las áreas de investigación y por ello no puede faltar en cualquier edificio que se precie de llamar universidad y es el área de Filosofía, la madre de todas las ciencias, quizá hoy un poco olvidada por algunos sectores.

 

En este sentido, platicamos con Nicolás Esparza, candidato a Doctor por la Universidad Abat Oliva CEU (Barcelona) y Director del Departamento de Filosofía. Nos dice que su Departamento "es como el cerebro y, hasta cierto punto, el corazón, de nuestra universidad. Son bien conocidos –y afortunadamente bastante comprobados por quienes contratan a nuestros alumni– nuestros principios institucionales: la búsqueda de la verdad, la promoción del humanismo cristiano, la formación ética, la responsabilidad social y la calidad académica.”

 

Observamos en sus palabras que el Departamento de Filosofía se encarga ni más ni menos que de la formación humanista, característica de la UP, de todos sus alumnos, sean ingenieros o abogados, todos acceden a asignaturas que les permiten conocer, entender, manejar, explicar y vivir los principios institucionales, lo que en el fondo nos hace ser UP.

 

Estos principios no es tarea exclusiva del Departamento, “es un quehacer de todos; tratamos de ponerlos en práctica no solamente profesores y alumnos, todo el personal administrativo que es parte vital de la Universidad, como también lo son las personas de servicios”. El reto del Departamento es formar lo suficiente a los profesores, para que con su vida, primero y luego con sus conocimientos, sepan persuadir de la verdad a la que todos estamos llamados a buscar y a vivir en ella.

 

Nicolás es un clásico, como debe ser cualquier filósofo y por ello no duda en afirmar que “investigar, como indica su etimología, es ir tras los vestigios. Los vestigios son huellas. Es buscar pistas. Este Departamento de Filosofía se adhiere a ese significado universal. Las líneas de investigación son espacios conceptuales que delimitan el ámbito donde pueden encontrarse esas pistas, de manera que orienten el trabajo de los investigadores. Las líneas definen qué buscar y dónde buscar. Se definen con el objeto de orientar el trabajo hacia una dirección específica, unifican esfuerzos y, así, hacen más eficiente el trabajo individual. Esto es como una estrategia de guerra en la que el enemigo es la ignorancia.”

 

Contra todo lo que pudiera pensarse sobre una errónea concepción etérea de la filosofía, las líneas que tiene trazado el Departamento son tres: “familia, ética profesional y responsabilidad social”, temas de suyo actuales, vivos y apasionantes y da una muestra: “en la línea de familia estamos trabajando en un proyecto que desarrolle el concepto de filiación en san Agustín (Dr. Calabrese), o la figura de la madre en la tragedia griega (Dra. Junco). En la línea de ética profesional, más bien se estudian aspectos de ética general (Dr. Sánchez) o filosofía de la acción (Dra. Enríquez)”.

 

Con esto se entiende que “los beneficiados somos todos los que adquieren el conocimiento. El conocimiento es una gran riqueza, quizá la mayor que podemos tener. La ignorancia es también una de las más profundas pobrezas. La palabra comunicación tiene que ver con el comercio. Esto también da una idea de a quién beneficia el conocimiento” y termina cerrando con una cita de un profesor universitario que ha hecho suya: “la universidad es el cerebro social”, pues le queda claro que todo el cuerpo se beneficia de la actividad cerebral.

 

Es lógico y necesario pensar que un Departamento así debe divulgar el conocimiento y con ese propósito nació la revista Humanidades UP, un producto que naturalmente tiene horas de trabajo atrás y que pretende llegar a todos en la UP, por lo que si quieres, no dudes, acude a nosotros para entregarte tu ejemplar. Divulgar por escrito, dice Nicolás que “desde que se inventó (la escritura), ha sido un instrumento del pensamiento. En efecto, escribir algo obliga a salir de la nebulosa de ideas confusas y aterrizar en una pista de formulaciones precisas. Escribir ayuda a pensar. Por eso nació esta revista: para obligarnos a pensar, a escribir. Es un espacio  para las humanidades en la UP” y su periodicidad es semestral. Es coordinada por el Doctor Calabrese y es importante contar con ella, pues el profesor se entrena en las habilidades de escritura, de saber comunicar por ese medio una idea, una propuesta, una conclusión y porque la letra impresa traspasa las fronteras de la universidad, llega a las familias, a otros universitarios, a la comunidad local, precisamente con quienes puede entablarse un diálogo.”