Opinión

Ruta
Investigación
Opinion - Conoce a nuestros investigadores: Santiago Hernández Pizarro, un ingeniero químico con sangre financiera

Conoce a nuestros investigadores: Santiago Hernández Pizarro, un ingeniero químico con sangre financiera

Por: 
Lic. Pedro Juan Fernández Cueto

Platicar con Santiago Hernández Pizarro, Jefe de la Carrera de Finanzas de la Universidad es sin duda platicar con un profesor muy querido y reconocido, méritos bien ganados, el primero por su trato cálido, afable y el segundo porque Bélgica fue el País que lo arropó cuando allá fue a cursar una Maestría, como nos cuenta refiriéndose a las finanzas: viendo la necesidad de adquirir habilidades administrativas y en especial en el tema de las finanzas ya que todo en los procesos de producción implicaba costos, ahorros, presupuestos, manejo de inventarios, clientes, evaluación de proyectos, etc. etc. me entró la inquietud de buscar una maestría que me diera las herramientas que buscaba. Aunado a lo anterior, me incliné por estudiar en el extranjero, ya que también buscaba una experiencia internacional para mi desarrollo profesional y personal. En particular, me interesaba Europa o Canadá,  ya que en el pasado ya había tenido otras oportunidades de estudiar en Estados Unidos.

 

Encontré un MBA en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, que contaba con una terminación en Finanzas. Me llamó la atención que esta universidad es de las más antiguas de Europa, fundada en 1425, siendo la más grande e importante de ese país. Siendo un programa internacional, los cursos eran en inglés, con profesores provenientes de Bélgica, Gran Bretaña y Estados Unidos, por sus fuertes lazos con la Universidad de Chicago, una de las más prestigiosas universidades a nivel mundial en las ciencias económicas y empresariales. El resultado fue, obviamente, una enorme ganancia: aunque el programa fue en inglés, Santiago tuvo que aprender francés y hacer amigos provenientes de muchas partes del mundo y el inglés que domina, lo hace al estilo americano y de Gran Bretaña. La experiencia fue muy buena, me dio la oportunidad de conocer gente de otros países, ya que Lovaina tiene vínculos con muchas universidades alrededor del mundo, países y culturas e idiomas. Además, viviendo 30 meses ininterrumpidamente allá, sin regresar al país, también te hace reflexionar y valorar sobre lo bueno que tiene México.

 

A su regreso a México, venía lo bueno como suele decirse, pues al final se trata de regresar a tu País lo que has cosechado en otro: se trata de dar lo que has recibido y para ello hay que buscar la manera de hacerlo y sobre esto, Santiago menciona: me incorporé a trabajar en el sistema bancario por  19 años, primero en la ciudad de México y después en Aguascalientes; me quedó la inquietud de poder transmitir a otras generaciones los conocimientos aprendidos en la maestría y fue así que al llegar a Aguascalientes en 1991  con la institución bancaria en la que colaboraba, fui invitado a la entonces Universidad Bonaterra a impartir materias de Finanzas, siendo profesor de asignatura de la primera generación que egresó en 1993. Nosotros podemos decir que se trató de una feliz coincidencia: que él quisiera enseñar y que estuviera la Universidad cerca de él teniendo así la oportunidad, desde las primeras generaciones, de transmitir y dar lo que hasta entonces, no sólo en Bélgica sino en México había recibido.

 

Al poco de llegar a la Universidad, apareció en el horizonte de muchos el tema de la globalización; Santiago no fue ajeno a ello, como lo cuenta: me empecé a interesar por los temas de globalización, que en aquellos años (los 80's), era un tema que empezaba a sonar fuertemente en Europa, aunque en México se dio este fenómeno hasta la década siguiente. Es un tema que he estado investigando y analizando, lo que me ha permitido incursionar en otras áreas dentro de la universidad tanto a nivel licenciatura como en posgrados. Es un tema, que a diferencia de las finanzas, todos los días se están dando manifestaciones globales: en las mismas finanzas y economía, pero también en lo comercial, cultural, deportivo, artístico, político y hasta religioso, y muchas veces no con resultados positivos como la crisis económico - financiera global que estamos viviendo este año, por lo que es un tema que se tiene que estudiar diario.

 

Por lo que vemos en esta plática, estamos ante una persona versátil y quisimos cerrar la conversación sobre las competencias que se espera que pueda desarrollar un financiero y esto es lo que nos cuenta: debe ser muy analítico, trabajar con números y saberlos interpretar para crear las estrategias para el crecimiento de la empresa, con la capacidad de saber tomar decisiones inmediatas para lograr los objetivos económicos que buscan los accionistas de una empresa, saber trabajar en equipo con otras áreas de la empresa, ya que finalmente la administración de los recursos de la empresa caen bajo su responsabilidad, tiene que estar actualizado en el manejo de la tecnología de la información, capacidad de comunicación hacia el interior y fuera de la organización, ya que participa tanto en los consejos de administración de las empresas como en foros externos del gremio, capacidad negociadora, en lo interno con accionistas y otras áreas de la empresa para la asignación de recursos como externamente con funcionarios bancarios y bursátiles para conseguir los recursos que se necesitan para el crecimiento dela empresa, con una visión global de los negocios que le permita detectar oportunidades de negocio en cualquier parte del mundo y finalmente, pero no menos importante, tener altos valores éticos por su propia responsabilidad en el manejo de personas y recursos confiados a el o ella y nosotros sumamos a lo anterior en la persona de Santiago un profesor abierto a ayudar con su característica sonrisa; un investigador que para bien de la Universidad procura estar al día en las finanzas.

 

30/Mayo/2016