Opinión

Ruta
Investigación
Opinion - Las Tecnologías de la Información y la Comunicación como apoyo a la docencia

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación como apoyo a la docencia

Por: 
Alfonso Javier Quezada Viay

Hoy en día la tecnología tiene un gran impacto en nuestra vida diaria y los temas relacionados con la educación no son la excepción, por lo que es inevitable reflexionar sobre la forma en que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están impactando la enseñanza, dado que están presentes en la gestión de centros educativos, actividades didácticas en el aula, participación en redes de colaboración entre pares, por mencionar algunos. De manera que es muy fácil encontrar espacios para introducir la tecnología con un beneficio real, es decir, actividades donde las herramientas nos ayuden a organizar, facilitar o automatizar procesos.

 

Cuando hablamos de TIC, debemos enfocarnos en un uso que favorezca el aprendizaje significativo; de aquí que Coll (2004) destaca que no es en las TIC, sino en las actividades que llevan a cabo profesores y estudiantes gracias a las posibilidades de comunicación, intercambio, acceso y procesamiento de la información que les ofrecen las TIC, donde hay que buscar las claves para comprender y valorar el alcance de su impacto en la educación escolar, incluido su eventual impacto sobre la mejora de los resultados del aprendizaje.  Por lo anterior, es importante enfatizar que no basta con llenar de tecnologías las aulas, sino que es necesario realizar una buena planeación para lograr la adopción de las TIC en los centros educativos.  

 

 

 

En esta diversidad de tecnologías, Jane Hart (2015) nos presenta los resultados de la encuesta realizada por el Centro de Aprendizaje y Desempeño Tecnológico, a más de dos mil profesionales de la educación de diversos países; ella enlista las 100 principales herramientas para el aprendizaje, y define como herramienta educativa a cualquier software, herramienta y servicio en línea que pueda ser utilizado para favorecer el aprendizaje personal o con fines educativos. Tomando esto en consideración, cabe destacar que la lista estuvo encabezada por Twitter, seguido de YouTube, Google Search, Google Docs / Drive, PowerPoint, Dropbox, Facebook, Wordpress y Evernote.  No hay que olvidar que Twitter, Facebook y YouTube son redes sociales -aunque ésta última no sea identificada dentro de este rubro, lo es por su funcionalidad- cuyo objetivo primordial no estuvo dirigido a la educación inicialmente. Es de resaltar que de estas diez herramientas solo PowerPoint es comercial, y todas las demás puedes ser utilizadas de manera gratuita.

Analizando esta lista es claro visualizar que la mayoría de las herramientas y aplicaciones, han visto la luz por primera vez en un ambiente pensado para socializar, lo cual les garantiza una rápida utilización de parte de los usuarios, muchas de ellas con el tiempo se han utilizado poco a poco con fines pedagógicos, de ahí que varios de nuestros estudiantes ya las dominan, y en muchos casos mejor que los docentes. Sin embargo, cabe la pregunta, ¿los estudiantes saben manejarlas de manera adecuada para favorecer su propio aprendizaje? Esto es lo que nos obliga a emplear metodologías precisas para aprovechar las bondades de cada una de estas herramientas.

 

Al ver la variedad de herramientas didácticas y la cantidad de materiales educativos disponibles gratuitamente en la red, se recomienda realizar un curado de contenidos, es decir, filtrar, seleccionar y organizar la información para presentarla de manera accesible que pueda ser aprovechada para un aprendizaje autónomo.

Adell y Castañeda (2010) definen a los Entornos Personales de Aprendizaje (PLE, por sus siglas en inglés, Personal Learning Enviroment), como el conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender.

 

Aunque la definición es reciente, estos entornos de aprendizaje han existido siempre, es evidente que todos hemos construido uno, con materiales educativos como libros, mapas mentales, publicaciones, apuntes, etcétera; pero lo que sí es relativamente nuevo, es apoyarnos de las TIC para la creación de estos PLE en la nube. Hoy es posible agregar videos de YouTube, presentaciones de Slideshare, presentaciones en Prezi, materiales educativos de Educaplay, enlaces a blogs, entre muchos otros materiales educativos multimedia.

 

Para finalizar, existen una gran variedad de software y formas multimedia de presentar la información para construir un PLE, pero la recomendación personal es utilizar la herramienta gratuita Symbaloo, dado que esta herramienta facilita la creación de varios de los llamados webmixes o escritorios virtuales, para organizar los recursos educativos de la web. Otra característica es que está alojada en la nube por lo que permite tener acceso a los materiales desde cualquier equipo con acceso a internet, en dispositivos fijos y móviles; así mismo permite compartir los escritorios virtuales con otros usuarios e integrar los que ellos compartan.

 

 

Bibliografía

Coll, C. (2014) Psicología de la educación y prácticas educativas mediadas por las tecnologías de la información y la comunicación. Recuperado el 22 de septiembre de 2016, de http://virtualeduca.org/ifd/pdf/cesar-coll-separata.pdf

 

Hart, J. (2015) Las 100 principales herramientas educativas, Centre for Learning & Performance Technologies. Recuperado el 22 de septiembre de 2016, de http://c4lpt.co.uk/top100tools/

 

Castañeda, L y Adell, J. (2010) Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs): una nueva manera de entender el aprendizaje Recuperado el 22 de septiembre de 2016, de https://digitum.um.es/jspui/bitstream/10201/17247/1/Adell&Casta%C3%B1eda...