Visita la UP Aguascalientes el Dr. Arturo Damm Arnal

Ruta
Noticias
Visita la UP Aguascalientes el Dr. Arturo Damm Arnal

En días pasados, como parte de la sesión de continuidad para egresados del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) de Aguascalientes, Guanajuato y San Luis Potosí; visitó nuestro campus el prestigioso conferencista y profesor de la Universidad Panamericana y el IPADE, el Dr. Arturo Damm Arnal quien abordó los temas de Uber y el estancamiento de la economía mexicana.

 

En el tema de Uber, destacó que hay quien afirma que la atención que se le ha dado al caso Uber es excesiva y que el mismo no es prioridad en la agenda nacional habiendo otros casos mucho más importantes, lo que es cierto, pero ello no le quita su importancia, sobre todo porque el caso Uber manifiesta una patología que se remonta al artículo 25 constitucional en el que se afirma que entre las tareas del Estado está la de planear, conducir, coordinar y orientar la actividad económica nacional lo cual solamente es posible si el gobierno planea, conduce, coordina y orienta las actividades de los agentes económicos lo que supondría limitar, en el mejor de los casos, o eliminar, en el peor de ellos, la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal.

 

Hay quienes creen que en México la libertad individual para ofrecer el servicio de transporte terrestre debe estar limitada, primero, por el permiso del gobierno y segundo, por la regulación gubernamental, lo cual resulta desde el punto de vista de la ética, injusto: se limita arbitrariamente la libertad individual para trabajar, y desde la perspectiva de la economía ineficaz: se limita la competencia, se encarece el servicio y como consecuencia de ello, se reduce el bienestar del consumidor.

 

Concluyó subrayando que hay quienes consideran que la libertad individual para ofrecer bienes y servicios debe estar limitada, por lo menos, por el permiso y la regulación gubernamental, creencia avalada por lo dicho en el artículo 25 constitucional, y falsa en la gran mayoría de los casos, uno de los cuales es el del servicio de transporte terrestre, el “taxismo”, que debe ofrecerse en libertad, sin intervención del gobierno.

 

En el tema del estancamiento de la economía nacional, el experto destacó que tal vez la mejor noticia en materia económica del año pasado fue la relacionada con la inflación, es decir, con la pérdida del poder adquisitivo de nuestro dinero, que en 2015 en comparación con los años anteriores resultó significativamente menor siendo solamente de 2.13%, la menor para cualquier año desde 1969. 

Dijo que de 2010 a 2014 esta fue, respectivamente, la inflación anual: 4.40%, 3.82%, 3.57%, 3.97% y 4.08%, lo cual dio como resultado una inflación promedio anual igual a los 3.97 puntos porcentuales. En 2015 la inflación fue del 2.13%, cifra que se compara muy favorablemente no solo con cualquiera de las cifras de los cinco años anteriores, sino con cualquier cifra de 1969 a 2014, y estamos hablando de un periodo de 46 años.

Damm reflexionó que son dos son las maneras por las que el gobierno nos quita: quitándonos dinero (cobrándonos impuestos) y/o quitándole poder adquisitivo a nuestro dinero (generando inflación), inflación que afecta más a quienes menos tienen, limitando sus posibilidades de consumo y por lo tanto afectando su nivel de bienestar.

Por lo anterior, concluyó “¡qué bueno que la inflación se ubicó en 2.13% el año pasado, la menor inflación anual desde 1969, desde hace 46 años!. Después de este resultado, además de mantenerlo, ¿qué falta en materia de inflación?... que la meta del Banco de México deje de ser una inflación del 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error, para que sea, ¡cómo debe ser!... de 0%. Lo único que justifica la existencia de los bancos centrales, que como veremos sintetizan los peor de tres mundos, es que tengan como única tarea la preservación el poder adquisitivo del dinero, lo cual supone una inflación de 0%. “

 

Sobre la pregunta obligada ¿cómo pinta el 2016? su respuesta fué: “El 2016 no se va a pintar solo. Cada uno lo pintará a su manera”, y para pintarlo de la mejor manera posible, sobre todo en materia económica, es necesario poner en práctica una cierta filosofía del trabajo, cuyo punto de partida debe ser reconocer que, hasta cierto punto, somos lo que hacemos, pero que sobre todo somos como lo hacemos, es decir que si lo hacemos bien, seremos mejores" - concluyó.

 

Como colofón destacó que en temas de economía deben cuidarse la productividad, competitividad, trabajo bien hecho, con muchas ganas, ya que sin eso y un entorno complicado, las cosas se complicarían mucho más.