CONFERENCIA DE UN ‘ÁNGEL’ DE LOS NEGOCIOS

Ruta
Noticias
CONFERENCIA DE UN ‘ÁNGEL’ DE LOS NEGOCIOS

El CEO y fundador de Angels Den México, Israel Pons, platicó con alumnos y profesores de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara, en un evento organizado por Spark UP, incubadora de empresas de alto impacto.

 

Israel Pons, compartió sus experiencias y anécdotas en una conferencia  interactiva; en la que el público podía intervenir en cualquier momento.

 

El diálogo se centró en explicar cómo funcionan los 3 principales modelos de financiamiento alternativo en la inversora Angels Den: Crowdfounding, Peer-To-Peer Lending y Ángeles Inversionistas; así como también planteó en qué momento sería conveniente hacer uso de cada uno de ellos.

 

El promotor de los Ángeles inversionistas dijo que el 72% de las campañas de financiamiento alternativo son exitosas y el 60% de las inversiones de los Ángeles a nivel mundial fracasan.

 

 

Asimismo, El CEO y fundador de Angels Den México contó con detalle sus éxitos en el mundo de los negocios y externó sus errores y fracasos.

 

Israel Pons vivió 24 años en el Reino Unido de la Gran Bretaña, donde fundó dos empresas en las cuales tuvo bastante éxito, -según explicó- razón por la cual decidió crear una tercera, pero, dijo, se fue a la bancarrota por causa de su ego.

 

Después de perderlo casi todo se vio en la necesidad de buscar otra manera de salir adelante, y así conoció a dos Ángeles Inversionistas en Reino Unido. Un par de años después se asoció con esos Ángeles para fundar Angels Den México.

 

 

El CEO, proporcionó una serie de sugerencias para vender las ideas a un Ángel Inversionista: Pitching: hay que saber explicar lo que vamos a hacer; llamar la atención de los inversionistas. Comunicación: Hay que ser proactivos y reaccionar rápidamente. Más que palabras: la verborrea aburre. Teconología: Mostrar el modelo y analizar la competencia. Ángel entrenador: Tomar consejos. Due diligence: Investigación previa a la firma del contrato. What’s next? A partir de que se recibe la inversión comienza el trabajo. Los inversionistas no quieren sorpresas: Si no hay noticias, hay malas noticias. Sonreir.