Conoce a nuestra gente UP: Begoña Noriega

Ruta
Noticias
Conoce a nuestra gente UP: Begoña Noriega

Ingeniera Industrial 2003-2007 con especialidad en Dirección de Operaciones, Begoña Noriega nos cuenta cómo su vocación profesional es cosa de familia: " yo veía felices a mis hermanos así que quería seguir sus pasos".

 

Es común verla por el Campus siempre rodeada de alumnas y alumnos, que al final terminan siendo grandes amigos y en quienes ejerce una positiva influencia pues se identifican fácilmente con ella: "el mejor recuerdo como alumna definitivamente son mis compañeros, era un muy buen grupo hice buenos amigos, nos reuníamos mucho y pues aunque éramos gente muy distinta hicimos buen "clic", yo aprendí mucho de todos y tengo extraordinarios recuerdos."

 

Concretamente queríamos saber en qué consiste su día a día en la UP en sus palabras está la ratificación de lo dicho antes, ahora con una sonora carcajada de por medio: "mi trabajo en la UP es apasionante, consiste en divertirme con los alumnos; soy profesora investigadora, doy clases y estoy estudiando una Maestría en Planeación Estratégica y Dirección de Tecnología en la UPAEP.  Es muy padre poder devolver a la UP un poquito de lo mucho que me dió cuando yo era alumna.

 

Para algunos el tema del servicio es algo quizá teórico, lejano, frío, porque muy probablemente no han sabido hacerlo de manera desinteresada, como Begoña: "siendo profesora y asesora, la verdad me encanta dar clases, me parece una extraordinaria manera de servir a los demás, pues no solo es compartir tus conocimientos sobre un tema, sino que, realmente es una buena manera de conocer a los alumnos, como están con sus amigos, se hace un ambiente propicio para conocerlos como son, la verdad es que de ahí he sacado muchas buenas amistades, y en ese trato continuo y cercano los puedes ayudar mucho, siempre acaban acercándose para pedir consejo sobre sus cosas académicas y personales, en ese sentido me ha tocado impulsar a gente que tiene ideas de proyectos profesionales ambiciosos, como un par de alumnos que están ahora haciendo un proyecto de un parque industrial con bastantes probabilidades de éxito, o bien, ayudar a foráneos que suelen estar muy solos, incluso me ha tocado llevar alumnos al médico porque aquí no tienen familia y no saben a quien acudir, en fin, servir a los alumnos como necesitan ser servidos, que en muchas ocasiones puede ser simplemente hacer que la clase sea amena sin dejar de exigirles, y suelen responder bien, cuando la exigencia se hace con cariño la gente siempre da buenas respuestas.

 

Pasamos ahora a hablar de sus proyectos e ilusiones y nos cuenta que además de la maestría en la que ya estoy, ahora estoy preparando mis papeles para hacer doble titulación con la universidad e Oklahoma State para el programa de Master of Science in Engineering and Technology Management, y al terminar esto quisiera estudiar un doctorado en Estados Unidos en temas de Investigación de Operaciones, que es básicamente modelos matemáticos para tomar decisiones. Sueños magnánimos pero realizables en una ingeniera a quien como vemos, le apasiona lo que hace y nosotros deseamos que éstos se conviertan en realidad en un futuro no muy lejano, pues nos consta que esos retos los conseguirá sin duda alguna.

 

Antes de despedirnos nos cuenta que cuando ya graduados vienen Alumni a la Universidad a cualquier cosa y pasan expresamente a saludarte a tu oficina, verlos como adultos, con sus sueños hechos realidad, siendo profesionistas exitosos, con familia, hijos, etc., es muy gratificante ver que la Universidad ha dejado su huella, ver cómo han madurado y como el trabajo de "bordado fino" que hacemos todos los que trabajamos en la Universidad tiene fruto. 

En mi oficina tengo un corcho lleno de recaditos y fotos de alumnos, con el paso del tiempo, detenerme a ver los recados de alguna alumna que era un desastre y ahora es una gran madre de familia, o un alumno futbolista que estuvo varias veces a punto de dejar la universidad y que ahora es un Ingeniero exitoso, son cosas que no tienen precio, saber que de algún modo pusiste un granito de arena en ayudarlos a convertirse en eso que son ahora es la mejor retribución que se puede tener, supongo que es un poco lo que sienten los papás cuando ven a sus hijos crecer.

 

#GenteUP

11/Julio/2016