“HÉROES SIN CAPA” COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS TRAS EL SISMO DEL 19S

Ruta
Noticias
“HÉROES SIN CAPA” COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS TRAS EL SISMO DEL 19S

Ciudad de México, 25 de octubre de 2017. En el marco de los festejos del 50 aniversario de la Universidad Panamericana y el lanzamiento del SMART Center, se realizó la mesa panel “Héroes sin capa”, en la que participaron seis jóvenes que dieron lo mejor de sí para ayudar a las víctimas del sismo del pasado 19 de septiembre, y que son ejemplo de fuerza y vocación por servir.

 

Este encuentro –moderado por el Mtro. Roberto Gerardo González, profesor de la Escuela de Empresariales– giró en torno a diversos temas como el qué los motivó a ayudar, el antes y después del terremoto, y qué cambio en la sociedad mexicana tras este terrible acontecimiento.

 

La cantante turco-mexicana, Natasha Arguete, que participó como voluntaria y quien cantaba en los albergues de la Ciudad de México, comentó que el sismo del 19 de septiembre sirvió para despertar la conciencia de la gente, y saber que pese a la fragilidad del ser humano podemos levantarnos.

 

Sin duda, en situaciones complicadas, la música siempre ayuda. En el sismo animó a rescatistas y voluntarios; le restó un poco de tristeza al ambiente, explicó.

 

Eduardo Zárate, quien trabaja activamente en el servicio comunitario con organizaciones juveniles y se hizo ‘famoso’ por una fotografía donde aparece en su silla de ruedas levantando escombros, compartió que “en México, la inclusión es un tema pendiente, sino mi foto en silla de ruedas no se hubiera viralizado”. Frente a este tipo de situaciones, dijo, hay que capitalizar en positivo, “quiero ser la voz de los jóvenes que no son escuchados”.

 

Sobre la importancia de que la solidaridad continúe, añadió que “hay que buscar las oportunidades, motivemos a la gente cercana, ser voz, replicar el mensaje, tenemos el reflector y hay que aprovecharlo. Comencemos por cosas más sencillas, empecemos por respetar al otro”.

 

Respecto a la comunidad UP, Fernando Dávalos y Gilberto Castañeda, miembros del equipo de Robótica del campus Aguascalientes, apoyaron con su robot “Ixnamiki Olinki” ­–máquina buscadora de personas en náhuatl– en el rescate de personas en situaciones de desastre.

 

“Tras el sismo nos dimos cuenta que somos capaces, que podemos, no hace falta que suceda algo trágico para actuar. Hay mucho potencial en México. Hay que mantener una cultura de prevención y fomentar el apoyo mutuo”, compartieron.

 

“Quisimos poner a disposición el robot, no somos rescatistas pero vimos la manera de apoyar. No pensábamos que íbamos a ver el robot en una situación real, pero al observarlo en acción, te das cuenta que sí se puede y que México puede aportar en el tema. Hay que desarrollar modelos siempre con conciencia, siempre en favor de la sociedad”, destacaron.

 

Mónica Zetina, estudiante de ESDAI y presidenta de Brigadas UP, platicó sobre los esfuerzos que se realizaron en la Universidad, donde participaron más de 4,600 voluntarios. “El 19 de septiembre la gente despertó su espíritu de servicio”, afirmó.

 

Sobre qué viene más adelante, comentó que “continuaremos con la labor de las brigadas. Apadrinamos comunidades en Morelos para apoyar en reconstrucción de vivienda, atención de la salud y rehabilitación social”.

 

Finalmente, Daniela Anaya, estudiante de Pedagogía y líder del proyecto de la guardería temporal, destacó que es “bueno pensar que toda la gente necesita atención. En el caso de los pequeños, también tienen necesidades emocionales”.

 

“Nos toca compartir conocimientos. El aprendizaje va en todos sentidos, incluso en la parte emocional”, finalizó.

 

Sobre qué cambiarían en la sociedad para actuar mejor ante un desastre, los participantes de la mesa panel coincidieron en que haya más organización, más protocolos de prevención para saber cómo reaccionar, crear mayor conciencia de que no toda la información que se comparte es verdadera y que no hay que bajar la guardia, hay que exigir más al gobierno y ayudar siempre a quienes más lo necesitan.