GANADORES DE INNOVADORES MENORES DE 35 LATAM COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS DE FRACASO

Ruta
Noticias
GANADORES DE INNOVADORES MENORES DE 35 LATAM COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS DE FRACASO

Ciudad de México, 17 de noviembre de 2017. Luego de que la Universidad Panamericana, campus México, fuera sede de Innovadores menores de 35 LATAM donde se reconoció a los 35 emprendedores más influyentes de América Latina, nueve finalistas participaron en el encuentro “Experiencias de fracaso en emprendedores de éxito”.

 

Este evento –organizado por la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales y el Centro de Innovación y Emprendimiento– contó con la asistencia de académicos, alumnos y la primera generación graduada de Spark UP, la incubadora de negocios de la Universidad Panamericana.

 

Uno a uno, los innovadores fueron compartiendo sus experiencias de éxito y fracaso, al tiempo que respondían las inquietudes de los asistentes.

 

Octavio Jiménez (México), AlumniUP de Ingeniería en Animación Digital, fundador y CEO de Arvolution, empresa que ofrece soluciones que combinan la realidad aumentada y virtual para que las organizaciones maximicen su productividad en tiempo real, compartió que todo emprendedor debe estar abierto al fracaso y debe aprender a manejarlo. “Cumplir tu sueño requiere muchos sacrificios, pero al final las recompensas son muy satisfactorias”.

 

 

Octavio aconsejó a los emprendedores a identificar y aprovechar las oportunidades, “pero asegúrate que cuando éstas lleguen te encuentren preparado; para ello hay que ser autodidactas y dominar el campo en el que te manejas”, enfatizó.

 

Nadim Curi (Uruguay), creador de CityCop, una app social de vigilancia ciudadana, compartió que lo más valioso en el camino del emprendimiento es estar convencido de tu talento, del éxito de tu propuesta y contagiarlo a tu equipo.

 

Barbarita Lara (Chile), creadora del Sistema de Información de Emergencia (SiE), app con ondas de radio para enviar alertas a los ciudadanos en situaciones de emergencia que no depende de internet ni redes móviles, destacó que hay que estar preparados para presentar tu proyecto y recibir negativas; lo realmente importante es que tú creas en él y te esfuerces.

 

“Debemos de estar convencidos que todos tenemos una misión en este mundo y que el conocimiento hay que compartirlo”, afirmó.

 

 

Javier Larragoiti (México), fundador de XiliNat, sustito de azúcar obtenido de residuos agrícolas, comentó que en México de 1,000 emprendimientos, sólo seis sobreviven los primeros tres años y solo una más de cinco años; por ello, todos tenemos una carta abierta para fracasar.

 

Es necesario, dijo, quitarle la connotación negativa al fracaso, veámoslo como una escuela; deberíamos concebir a alguien fracasado no como un perdedor sino como alguien experimentado. Finalmente, recomendó a los asistentes a que sus ideas las enfoquen a una connotación social, ya que de esta manera se puede optar por más apoyos.

 

Andrés Caicedo (Ecuador), Universidad San Francisco de Quito, quien presentó una técnica de trasplante de mitocondrias que permitirá diseñar terapias para regenerar tejidos sin recurrir a las células madre, indicó que hay que mantener el enfoque, “podemos tener muchas complicaciones al principio, pero todo va dando sus frutos, no hay que perder la esperanza”.

 

Finalmente, Iván Páez (Chile), creador de Kappo Bike, app que busca convertir la bicicleta en el medio de transporte urbano por excelencia, mencionó que “la mayor diferencia entre ustedes y yo es la experiencia”.

 

 

Exhortó a los jóvenes a no dudar de sus conocimientos; “la suerte te quiere que encontrar preparado; estudia, esfuérzate todos los días. Un empresario exitoso no se rinde y el fracaso no lo deprime”.

 

“La genialidad es igual a 1% de inspiración y 99% de transpiración, esto significa que hay que trabajar; comparte tus ideas, creeme que no te las van a robar, lo más peligroso que puede pasar es que encuentres un socio para tu proyecto”, concluyó.

 

 Sin duda, las experiencias e cada innovador dan cuenta de su capacidad de recuperación ante las crisis, de la importancia de mantener la mente abierta y el pensamienro optimisma; porque los mayores aprendizajes se obtienen del fracaso, y esto es muy valioso en el camino del emprendimiento.