Medio siglo de vocación por hacer bien

Ruta
Noticias
Medio siglo de vocación por hacer bien

Aguascalientes, diciembre de 2017.-

Hermosa noche se vivió en la Plaza de las Generaciones de la Universidad Panamericana campus Aguascalientes el pasado 29 de noviembre, en el marco de la cena de gala en conmemoración del 50 aniversario de la Universidad Panamericana.

 

Un gran evento que sirvió para reunir a la comunidad universitaria y a varios de quienes han participado en diversas etapas del gran sueño y realidad de lo que hoy es la Universidad Panamericana: miembros del Consejo de Patronos, del Consejo de Alumni, profesores, investigadores y funcionarios, así como autoridades de los tres campus de esta casa de estudio, entre otros.

 

Para dar inicio a esta celebración, el Pbro. Rodrigo Martínez Aceves, Vicario del Opus Dei para la región del Bajío, ofició la Santa Misa de Acción de Gracias en el Centro de Convivencia Estudiantil. De ahí, los invitados pasaron a la 

emblemática Plaza de las Generaciones donde el Dr. José Antonio Lozano Díez, Rector General de la Universidad Panamericana y el IPADE, brindó el mensaje de bienvenida a los invitados: “El cincuentenario es una fecha cargada de simbolismo en la vida de las personas y las instituciones. Desde 1965, San Josemaría Escrivá vio a la Universidad Panamericana con ese nombre, como una institución destinada a convertirse en un faro que habría de iluminar las inteligencias y cristianizar los diversos ambientes sociales en que desarrollaría su actividad”.

 

Destacó la gran cantidad de personas que han contribuido con su trabajo y entrega a conseguir lo que hoy es la Universidad Panamericana, una institución reconocida nacionalmente.

 

Reconoció el compromiso y agradeció a todas las personas involucradas en el proyecto “Universidad Panamericana” y citó a algunas de ellas: Ernesto Aguilar, fundador del IPCE; Carlos Llano, rector-fundador de la UP y del IPADE; la ayuda fundamental de Alberto Pacheco, que permitió contar con las primeras instalaciones en Mixcoac y Clavería.

 

Reiteró que los 50 años que tiene la Universidad han conseguido construir sus rasgos esenciales: la exigencia académica, la formación integral, la educación personalizada, la investigación, la vinculación y la visión de futuro, subrayando que: “la vida de las instituciones es una especie de cadena en la que cada generación es un eslabón que tiene una misión, a unos les toca la compleja etapa de la fundación, a otros la del desarrollo y a otros la consolidación. En el caso de los que nos ha tocado vivir el cincuentenario, nos toca iniciar con la proyección de la Universidad Panamericana, el viaje que tenemos ahora hacia la investigación y la influencia”.

 

En su mensaje destacó el espíritu inspirador de San Josemaría “La universidad para San Josemaría tiene una responsabilidad de mayor calado que la sola preparación profesional: la universidad —lo sabéis, porque lo estáis viviendo o lo deseáis vivir— debe contribuir desde una posición de primera importancia al progreso humano”.

 

Enfatizó que la celebración del aniversario es momento propicio para reforzar nuestra identidad institucional y espíritu, la unidad de la Universidad, el rumbo y el futuro; destacó la construcción de la identidad formal definitiva, denominada Modelo UP.

 

En su mensaje presentó el Ceremonial, documento que contiene la regulación de los eventos académicos y sociales cuidando el tono humano, la elegancia y el sentido de nuestra actividad ordinaria. 

 

Después introdujo el Himno de la Universidad Panamericana que fue interpretado por primera vez en vivo por la Orquesta Sinfónica de la UP y el coro conformado por alumnos de los tres campi en octubre pasado y que en esta ocasión se pudo disfrutar en las 4 pantallas gigantes montadas en el recinto.

 

Al finalizar su mensaje, se invitó a los Consejos de Rectoría, de Dirección, de Patronos y de Alumni a trasladarse a los jardines del Oratorio para realizar la develación de la placa conmemorativa y la plantación de la Higuera UP; la 

bendición estuvo a cargo del Pbro. Rodrigo Martínez Aceves y el mensaje lo dio el Dr. José Antonio Esquivias 

Romero, rector del campus Aguascalientes, quien destacó que fue el Lic. Salvador de la Fuente Zamora, Alumni de la segunda de la entonces Universidad Bonaterra, quien ahora participa en el  Consejo de Patronos, sugirió el trasplante del esqueje de una higuera que le habían mostrado en el campus Ciudad de México, testigo silencioso y fiel de los inicios de la Universidad Panamericana en la finca del Obraje de Mixcoac.

 

Una vez finalizada la ceremonia, los asistentes degustaron la cena con motivo navideño mientras disfrutaron la música que interpretó el ensamble de profesores de Arte y Cultura.