Profesor UP, experto en Finanzas, habla sobre la liberación de los precios de la gasolina

Ruta
Noticias
Profesor UP, experto en Finanzas, habla sobre la liberación de los precios de la gasolina

A finales del año pasado y de manera paulatina desde marzo se liberalizaron los precios de las gasolinas y el diésel para todo el país. Sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público decidió adelantar para todo el territorio nacional dicha liberalización, incluido Aguascalientes en esta etapa. Sobre ello opinó Mtro. Santiago Hernández Pizarro, profesor de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales.

 

Hernández Pizarro dijo que la pregunta que se hace todo ciudadano es si las gasolinas bajarán de precio debido a la competencia que se aproxima, ante la inminente entrada de nuevos competidores, algunos de los cuales ya se ven en otras entidades y se espera que en el transcurso de los primeros meses de 2018 se vean por Aguascalientes. En lo personal, consideró que la respuesta en el corto plazo es no, debido a los siguientes factores:

 

El costo de los combustibles seguirá rigiéndose por los precios internacionales, qué con sus altibajos, han mostrado un alza importante al inicio del presente año y que seguramente seguirá incrementándose el precio del barril, debido a la diminución de reservas en el mundo y al aumento de la demanda por la época invernal, que unido a la volatilidad de nuestra moneda difícilmente harán bajar los precios.

 

Por otra parte, el costo de combustible no es el único factor que influye el precio de las gasolinas y el diésel, también se verán afectados por los costos de refinación, transporte y almacenamiento, además de los impuestos. Sobre esto último, Hacienda ha declarado que mantendrá los estímulos al subsidio a las gasolinas, y así evitar un alza abrupta en los precios en 2018.

 

El futuro dirá cómo se comportan de acuerdo a la oferta y la demanda, una vez que ya hayan entrado todas las empresas que deseen participar en este mercado en todo el territorio nacional, además de algunos otros proyectos logísticos que ayuden a reducir los costos en almacenamiento y distribución.

 

Concluyó señalando que, por lo pronto, los distintos participantes, al no poder diferenciarse grandemente por el precio, han manifestado que competirán en servicio y valor agregado que podrán otorgar al cliente. Ya por esta simple razón, el consumidor saldrá ganando algo. La competencia siempre es buena y saludable.