Ante la crisis migratoria, urge una política incluyente

Ruta
Noticias
Ante la crisis migratoria, urge una política incluyente

Hoy el mundo se enfrenta a una compleja crisis migratoria. De acuerdo con la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el desplazamiento forzado alcanzó una cifra récord, más de 65 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de múltiples factores como la guerra civil, el extremismo violento y la desesperación económica.

 

Aunado a ello, los migrantes tienen que enfrentarse a otra cruda realidad, llegar a una comunidad en la que suelen ser rechazados por ser considerados extraños; sin duda, su integración a ese nuevo entorno no resulta una tarea sencilla.

 

Para comprender este panorama más a fondo y brindar aportaciones que generen alternativas viables para la formulación de políticas públicas o encontrar mecanismos de adhesión cultural para los migrantes, académicos de la Facultad de Filosofía y el Departamento de Humanidades de la Universidad Panamericana, el Dr. Luis Xavier López-Farjeat y la Dra. Cecilia Coronado Angulo, trabajan en el proyecto de investigación "Principios y bases normativas y sociales para una política migratoria incluyente".

 

El objetivo de este proyecto –reconocido por el Fondo Fomento a la Investigación 2017– es profundizar en la noción de “territorio” y los problemas relacionados como el “control territorial”, la relación entre Estado, gobierno y territorio, así como los criterios éticos y políticos del control fronterizo.

 

Un interés común

 

Los académicos explicaron que tras mucho tiempo de leer y discutir en torno al multiculturalismo, la política del reconocimiento y el cosmopolitismo, y “a raíz de un seminario en el que trabajamos con los profesores de Humanidades –responsables de impartir la asignatura Hombre y mundo contemporáneo– comenzamos a plantearnos la necesidad de comprender a fondo el pluralismo cultural y los mecanismos de integración cuando las diferencias son marcadas”, puntualizaron.

 

El Dr. Luis Xavier López-Farjeat, profesor-investigador de la Facultad de Filosofía, explicó que “me interesaba el tema de la integración de comunidades islámicas, un sector que con frecuencia es visto con desconfianza. En mi área de especialidad, la filosofía islámica, me he ocupado de estudiar los procesos de adaptación de nociones y argumentos provenientes de la filosofía griega al entorno islámico, así como el modo en que filósofos y teólogos judíos y cristianos retomaron las aportaciones de los pensadores islámicos adaptándolas a sus propios proyectos”.

 

 

“Mi trabajo me ha llevado a explorar en detalle las distintas conceptualizaciones del islam y a plantearme los alcances y los límites del diálogo interreligioso. Uno de los temas que me ha interesado es comprender los modelos político-religiosos, las nociones de comunidad e identidad, y recientemente la idea de ‘territorio’. Además, hace poco participé en un seminario en el Center of Theological Inquiry, en Princeton, sobre islam y migración, en donde tuve la oportunidad de abordar las tensiones entre ley islámica y ley internacional, así como los problemas de jurisdicción desde la óptica de la jurisprudencia islámica y la filosofía política”, compartió el editor de la revista Tópicos.

 

“Participé en un par de actividades del Seminario Universitario de Culturas de Medio Oriente de la UNAM y a partir de entonces comencé a convencerme cada vez más de que la exploración conceptual que había hecho desde la filosofía podía abrir alternativas de comprensión de la crisis migratoria desencadenada a partir del conflicto sirio”, destacó el especialista en filosofía islámica.

 

Por su parte, la Dra. Cecilia Coronado, profesora-investigadora del Departamento de Humanidades, comentó que “el interés por el estudio de algunas formas de injusticia social y la búsqueda de un posible modo de afrontarla es una inquietud que me ha acompañado desde que estudiaba el doctorado, cuando analizaba la crítica de la razón instrumental en los pensadores de la Escuela de Frankfurt”.

 

 

“A raíz del interés por uno de los teóricos de Frankfurt (Axel Honneth), comencé a interesarme por temas de migración. Al analizar las condiciones para ejercer la libertad, Honneth dice que no basta con que un individuo quiera hacer algo sino con que pueda. Por eso descarta tanto a la libertad positiva como la negativa e introduce una nueva terminología: libertad social; en el sentido de que, en ocasiones, se requiere del respaldo institucional para poder ejercer la libertad. Me parece que en dicho concepto se habla de un marco propicio para que un migrante pueda ejercer su libertad ya que éste carece de derechos y libertades hasta que un Estado los defienda”.

 

Para ello, debo analizar primero su concepto de inclusión, que se divide en integración e incorporación. De ahí quisiera ver si los opuestos (o el opuesto) de dichos conceptos se equiparan a la exclusión y discutir al respecto para determinar en qué sentido las tesis de Habermas arrojan luces al tema de la migración”, platicó la doctora en Filosofía por la Universidad de Navarra.

 

Luis Xavier y Cecilia compartieron que a partir de esas actividades decidieron que era tiempo de articular un proyecto en donde se tuviera la oportunidad de abordar este tipo de problemas desde la filosofía y las humanidades. “Coincidimos en que era relevante determinar qué tipo de requerimientos de justicia y legitimidad justifican las obligaciones humanitarias que debe tener la comunidad internacional ante la crisis migratoria”.

 

Una aportación valiosa

 

Sobre el proyecto de investigación, los académicos de la UP comentaron que en el marco de este proyecto se están generando discusiones, reflexiones y propuestas sobre tres ámbitos independientes pero complementarios:

 

  • La situación que viven los desplazados forzosamente de su nación y las opciones que existen para que puedan comenzar de nuevo una vida de calidad
  • Las circunstancias que experimentan los países con fronteras abiertas al recibir masivamente a migrantes, y las razones de las naciones con fronteras cerradas que no permiten la entrada a aquellas personas
  • Los requerimientos de justicia y legitimidad que han de establecerse desde las instituciones públicas y las políticas fronterizas ante la situación desesperada de los migrantes (sobre todo los desplazados).

 

“Acordamos que nuestro punto de partida sería la idea de ‘territorio’. En efecto, ¿qué es el territorio y qué es lo que legitima a un Estado para controlar un territorio? ¿Bajo qué criterios decide un Estado quién puede y quién no entrar en su territorio? ¿Hay alguna normativa o algún criterio ético que regule el tránsito fronterizo? ¿Por qué puede prohibirse a alguien el tránsito en determinado territorio? Encontramos que este tipo de preguntas se abordan desde otras áreas como las relaciones internacionales, la política y el derecho internacional, pero no desde la filosofía”, abundaron.

 

Lo innovador es, en todo caso, su enfoque filosófico: no entendemos el territorio como un artefacto del Estado, sino como una locación en donde los seres humanos viven, se vinculan unos con otros, y construyen formas de relación que trascienden la mera instrumentalidad política y económica, manifestaron.

 

“Estamos discutiendo las distintas posturas que se han construido desde la filosofía social, la filosofía política y la filosofía moral. Sin embargo, también se tienen en consideración los planteamientos que se han hecho desde áreas distintas de la filosofía como la política internacional, el derecho internacional y, por supuesto, los acuerdos internacionales. De este modo, estaremos en condiciones de discutir y proponer alternativas humanistas y humanitarias, pero también realistas, para enfrentar la crisis migratoria”.

 

“Esperamos plasmar el resultado de estas discusiones en artículos redactados por los miembros del equipo de investigación; y un libro que compilará algunos artículos especializados, pero también el testimonio de migrantes y refugiados”, dijeron.

 

En este primer año del proyecto, “hemos comenzado por problematizar la idea de ‘territorio’; y en el mes de mayo tendremos un coloquio internacional precisamente sobre migración y territorio con especialistas de Estados Unidos, Canadá y México”, señalaron.

 

 

Importancia de una política migratoria incluyente

 

Desde nuestro punto de vista, los llamados “enfoques normativos o humanistas” no han logrado articular una propuesta que determine y distribuya las obligaciones humanitarias ante la crisis migratoria. Con frecuencia, la discusión de los dilemas que se generan al interior de la postura promigrante tienen que ver con problemas de índole económica (cómo afecta la presencia de migrantes y refugiados a las economías de los países receptores) y dificultades de integración cultural (qué hacer cuando los valores culturales de los migrantes y refugiados representan un obstáculo para la integración de la cultura, costumbres y leyes del país al que arriban).

 

Estos asuntos no son ajenos a la reflexión filosófica y humanista y, de hecho, desde ambas debe articularse una alternativa lo más resolutiva posible. Si no se promueve una política migratoria incluyente, humanista y humanitaria, crecerá la marginación, el hambre, la violencia y en unos años, cuando seamos conscientes de la catástrofe, nuestra generación cargará sobre los hombros el no haber reaccionado con la suficiente altura moral y humana. 

 

“México no ha hecho un trabajo ejemplar al respecto. Actualmente, integrantes del equipo de investigación realizan estudios doctorales sobre el tema, por ejemplo, la identidad de la mujer migrante en la frontera sur o las condiciones de los migrantes indígenas en las zonas urbanas. En definitiva, es un asunto de interés interdisciplinar que debe ocupar tanto a académicos como al sector gobierno y a organizaciones civiles”, indicaron.

 

Finalmente, lo doctores Coronado y López-Farjeat enfatizaron que “estamos abordando un problema urgente y justo esperamos que tenga repercusiones positivas para quienes se ocupan de políticas públicas relacionadas con la migración, o al menos para generar inquietudes en el debate universitario”.

Febrero, 2018

 

Dr. Luis Xavier López-Farjeat

llopez@up.edu.mx

 

Dra. Cecilia Coronado Angulo

ccoronado@up.edu.mx