Comunidades Adoptadas

Todo nuestro trabajo, tiene un objetivo dimensional, lograr que la comunidad cambie a través de la participación y el trabajo, lograr también que los universitarios se comprometan con la sociedad desde que son estudiantes, para cuando ejerzan su carrera profesional, la lleven a cabo con una sensibilidad social que los lleve a contribuir a la elevación de los niveles sociales, culturales y económicos del país. Así, a través de este involucramiento estratégico se logrará un cambio radical en la sociedad, en las comunidades más necesitadas.

Actualmente contamos con tres comunidades adoptadas, una urbana: Col. Vicente Guerrero; y dos rurales: El Duraznillo y Betulia, ésta última ubicada en el estado de Jalisco.

Colonia Vicente Guerrero

Este programa fue el que dio por iniciada la intervención comunitaria en en la colonia Vicente Guerrero, cumpliendo en el 2013 quince años de haber llegado la entonces Universidad Bonaterra a trabajar con la comunidad, por medio de actividades sociales para lograr una mejor calidad en la educación de los niños beneficiados.

Comunidad Betulia

Betulia fue adoptada, ya que en dicha comunidad se comenzó a construir el “Centro de Formación El Salto”, por lo que debe existir una labor social dentro de la comunidad donde se construya este tipo de centros de formación. El centro beneficia a más de 5,000 personas a través de retiros espirituales, convivencias de formación cultural, espiritual, deportiva y profesional, además de campamentos para jóvenes.

Comunidad ‘El Duraznillo’

La comunidad ‘El Duraznillo’ fue adoptada en el año 2009. Pertenece a la ciudad capital del estado de Aguascalientes, es considerada como una comunidad sub-urbana por el gobierno debido a su ubicación, sin embargo, sus características son tAotalmente rurales, así como sus carencias sociales y económicas.

 

‘El Duraznillo’ se ubica al sur de ‘Calvillito’ (sur de la ciudad capital del estado) y cuenta con aproximadamente 306 habitantes, de los cuales 155 son hombres y 151 mujeres, y donde la mayoría de ellos se dedica a la agricultura para sobrevivir.