LA MÚSICA, UNA FORMA BELLA Y AUTÉNTICA DE INCIDIR EN LA SOCIEDAD

Route
News
LA MÚSICA, UNA FORMA BELLA Y AUTÉNTICA DE INCIDIR EN LA SOCIEDAD

Ciudad de México, 9 de noviembre de 2015. Con una vasta trayectoria en el ámbito musical y más de dos décadas de experiencia en la formación artística de cientos de jóvenes, el doctor Gabriel Pliego Carrasco asumió el cargo de director de la nueva Escuela de Bellas Artes (EBA) de la Universidad Panamericana, cuya licenciatura en Música e Innovación —la primera en su tipo en México— será impartida a partir de agosto de 2016 en la sede Santa Fe.

 

Gabriel Pliego inició su formación musicales en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, cursó estudios en The Juilliard School en Nueva York, ingresó a la carrera en interpretación de violín en la Universidad de Toronto e hizo una maestría en la misma materia en Carnegie Mellon University. Posteriormente, realizó un doctorado en Musicología en la Universidad de Salamanca en España y cursó el programa de Alta Dirección AD en el IPADE.

 

En el ámbito profesional destaca la creación e impulso del departamento de Arte y Cultura Cedros-Universidad Panamericana, en cuya labor de más de 20 años se realizaron nueve festivales internacionales (FICUP) en los que participaron profesionales de más de 40 países de las escuelas y los conservatorios más importantes del mundo. La ONU reconoció este trabajo, en el 2011, como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio como modelo de cohesión social y desarrollo humano.

 

Además, se ha desempeñado como concertista, ha tomado múltiples cursos de especialización y ha realizado investigación en Inglaterra, Holanda, España, Italia, Alemania, Austria, Noruega, Venezuela, Perú, Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Argentina, Chile y Uruguay, entre otros.

 

El musicólogo hizo hincapié que “en México hace falta profesionalizar la enseñanza de la música, el hecho de que vamos a ser la primera Universidad privada en ofrecer una carrera de estas características da cuenta de la necesidad en este país; en Estados Unidos, por ejemplo, en cualquier universidad reconocida se imparte música desde hace tiempo”.

 

“EBA surge de dicha necesidad y, principalmente, de la vocación humanista que tiene la Universidad Panamericana y el deseo latente de incidir en la sociedad de manera positiva. La rectoría general actual se percató de que el estudio de las bellas artes es una posibilidad de aportar de una manera muy bella y auténtica: toca las fibras más sensibles de las personas, es una posibilidad de transformación del entorno humano”, añadió.

 

                    

 

A nivel personal, el doctor Pliego consideró este reto como un proyecto de vida. “La expectativa es ser un referente en México y en el ámbito internacional en la producción de expresiones artísticas caracterizadas por un profundo respecto al ser humano y al trabajo ético”.

 

“Respecto a la licenciatura, queremos que nuestro país tenga músicos más profesionales y con las herramientas necesarias para trascender a todos niveles; músicos más humanos, es decir, aquellos que ejerzan un trabajo honesto y bien hecho, pensando en los demás”, mencionó.

 

El director de la Escuela de Bellas Artes explicó que esta carrera está despertando el interés de muchos jóvenes que provienen de áreas diversas y que estaban esperando una oferta académica como la que está abriendo la UP.

 

La licenciatura en Música e Innovación ­–que arrancará en agosto de 2016– está enfocada a jóvenes con conocimientos fundamentales en música, que toquen algún instrumento con un nivel universitario y conozcan las bases del solfeo.

 

Configurar el currículo de la carrera no fue sencillo, se contó con el apoyo de 34 especialistas de México y de diversas partes del mundo procedentes de la Escuela Nacional de Música de la UNAM; el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez; la Universidad de Nueva York; la Universidad de Cambridge, entre otros, refirió el doctor Pliego Carrasco.

 

“Una de las cuestiones más innovadoras de EBA es que formará al músico de manera completa a través de áreas de estudio: educación musical, composición e interpretación; esto es, un músico global que, al mismo tiempo, profundiza en una ámbito específico de la creación musical”, comentó.

 

Además, el alumno podrá orientarse en el género musical deseado, desde el clásico, hasta el pop, el rock o el jazz. Para ello se contará con un claustro de profesores adecuado a las necesidades de los estudiantes.

 

Los egresados podrán desempeñarse en orquestas tradicionales, grupos de cámara, ensambles, la enseñanza musical, creación de bandas sonoras para diversos medios como el cine, la televisión, la radio, etcétera. “El campo es muy amplio, pero hay que estar bien preparado. Tenemos la encomienda de formar a los mejores músicos del país que, además, se gradúen con las competencias necesarias para elaborar un modelo de negocio que los prepara para abordar con éxito el mundo profesional”, puntualizó Gabriel Pliego.

 

El experto recordó a su primera generación de alumnos del Colegio Cedros; algunos hoy día se dedican a la música y cuentan con trayectorias sobresalientes, tal es el caso de Santiago Piñerúa, el miembro más joven del prestigioso grupo de Concertistas de Bellas Artes, o de Juan Pablo Luna que es miembro de la Vienna Walzer Orchestra.

 

Gabriel Pliego concluyó: “para marcar la vida de los alumnos de la UP, más allá de enseñar a tocar una escala muy bien afinada, lo que yo anhelo ofrecerles es el ejemplo de un trabajo profesional y honesto, eso es lo más valioso”.

 

Más información