“Brailopolis” empresa ganadora en la Expo Marketing 2015

Route
News
“Brailopolis” empresa ganadora en la Expo Marketing 2015

Factilidad comercial, creatividad, argumentación de venta y ambientación fueron los requisitos que reunieron para que su empresa se llevara el primer lugar en la Expo Marketing 2015.

 

Las 16:00 fue la hora indicada para inaugurar la feria, y de esta manera dar pie a que los once equipos participantes vendieran de manera creativa e inteligente su producto a los jueces y a los invitados, quienes se encargaron de elegir al ganador.

Los asistentes votaron por el equipo que más les convencía según sus criterios por medio de billetes falsos, en donde cada persona lo entregaba al equipo con mayor creatividad.

 

Esa votación representaba sólo una parte del veredicto final, la otra pertenecía al jurado, el cual estuvo conformado por el maestro Domingo Lázaro, licenciada Minerva Lomelí y la maestra Violeta Corona, quienes calificaban la factilidad comercial, creatividad, argumentación de venta y ambientación de cada equipo.

 

Cada año, la escuela de Mercadotecnia le da un enfoque distinto a este proyecto, en esta ocasión fue “sentido humano”, ya que, según señaló el dirigente del evento, Javier Alejandro Romero “lo que buscamos en la mercadotecnia es que la persona tenga una mejor calidad de vida”.

 

Este proyecto es posible mediante el arduo trabajo de los alumnos de tercero, quienes durante todo el semestre desarrollaron su propuesta de valor, desde decidir por una necesidad en el consumidor hasta la realización del producto mismo.

El objetivo de realizar cada año Expo Marketing, explicó Javier Romero, es que, el alumno plasme su creatividad en un punto de venta, en este caso, un stand.

 

 

Cada empresa se dirigía a un factor social de su elección, algunos vendían productos para personas con discapacidad y otros en favor de la ecología. “Braillopol”, la empresa ganadora, diseñó un juego de mesa en el que se incluye a personas que no cuentan con el sentido de la vista.

 

“Vivo kits” era un gimnasio dedicado a niños de entre seis y doce años, que buscaba erradicar la obesidad infantil, debido a que México ocupa el segundo lugar en obesidad a nivel mundial.

 

 

“Westies” era una empresa con zapatos artesanales, que tenía como objetivo mostrar al mundo parte de la cultura mexicana; además, las utilidades de la empresa era para los mismos artesanos. Siguiendo con el mundo de la belleza y la moda, un grupo de alumnas crearon “Aura”, un labial orgánico en varios tonos. También se encontraba “Smart Shoe”, unos zapatos que podían cambian de altura.

 

Preocupados por el cambio climático en el planeta, un equipo decidió realizar “Seed pencil”, un lápiz que luego de utilizarse puede plantarse y así cada persona puede ayudar a combatir la deforestación. Con el mismo enfoque estaba “Ecogancho”, un gancho para colgar ropa hecho con cartón.

 

 

Alumnos preocupados por un país incluyente, realizaron proyectos como la bicicleta para niños con discapacidad motora, “Trex” y “My Little hope”, que eran tres muñecas con discapacidad, con la que trataban de terminar con el estereotipo de la muñeca “hermosa” que no cuenta con alguna discapacidad.  

 

 

Con el objetivo de crear un prototipo que tenía tres cepillos dentales a un bajo costo, crearon “Regalando sonrisas”, proyecto benéfico para personas de escasos recursos. Por último estaba “Delight”, gelatinas hechas a base de productos bajo en grasas.