LA MÚSICA SE DEBE EDUCAR A CORAZÓN ABIERTO: TCHIBIROVA

Route
News
LA MÚSICA SE DEBE EDUCAR A CORAZÓN ABIERTO: TCHIBIROVA

Ciudad de México, 11 de febrero de 2016. Farizat Tchibirova –pianista, concertista y académica de origen ruso con más de dos décadas de notable trayectoria musical– se suma al claustro de profesores de la licenciatura en Música e Innovación de la Escuela de Bellas Artes (EBA) de la Universidad Panamericana. “El concepto principal de educar a través de la música es a corazón abierto, ya que mediante las artes sentimos, crecemos y podemos ser mejores personas; la música es compartir, es entregar; esa es la razón por la que estoy aquí”.

 

“Estoy muy contenta de pertenecer a EBA”, es un proyecto único en su tipo en México, “invito a los jóvenes a que vengan a mostrar su talento, a trabajar y aprender con gran dedicación, sólo así esta cualidad florecerá en su máxima expresión”, comentó.

 

Farizat Tchibirova nació en Bakú, Azerbaiyán (ex Unión Soviética), estudió piano desde los cinco años, inspirada por su hermana Zarema Tchibirova, promotora educativa y cultural en México.

 

Hasta los once años permaneció en un colegio para niños superdotados, posteriormente ingresó al Conservatorio de Tchaikovsky de Moscú, bajo la tutela del profesor emérito Mhail Voskressensky y de la maestra Elena Kuznietsova. En esta institución cursó también el doctorado en Piano.

 

Al terminar dichos estudios se estableció en México y desde entonces ha tenido una prolífica trayetoria como concertista presentándose en las principales ciudades de México, la ex Unión Soviética, América Latina, Estados Unidos y Europa.

 

Sobre la educación musical en México, destacó: “hay mucho talento, sin embargo, hace falta formación de corazón a corazón, es decir, ir al fondo de cada persona e identificar las cualidades o incluso las problemáticas”.

 

“Hay jóvenes que están bloqueados, que no saben a dónde ir, muchas veces el problema está en una pequeña cuestión emocional, cuando se dan cuenta de ello comienza el avance, de ahí la importancia de una enseñanza personalizada”, detalló.

 

La clase individual maestro-alumno, dijo, permite una relación de absoluta confianza; si el alumno confía plenamente en el maestro, el resultado es excelente.

 

Tchibirova ha realizado una gran labor docente en Estados Unidos y América Latina; sus conocimientos y experiencia le han permitido desarrollar un singular método de formación pianística que consiste en un trabajo intensivo de la técnica, desde la posición de los dedos a la hora de tocar un instrumento.

 

“Al llegar a México me di cuenta que hay deficiencias en la enseñanza de piano, ya que se empieza a estudiar un poco tarde, por ello trabajé en un método especial, basado en la escuela rusa que considero como una de las mejores del mundo”.

 

Sobre los alumnos interesados en ingresar a Música e Innovación –que comenzará a impartirse en agosto próximo en la UP sede Santa Fe– “es una carrera que requiere mucho conocimiento, ganas de leer, escuchar música en general, ir a conciertos y exposiciones, leer poesía; un músico tiene que estar preparado en todos los ámbitos de las artes, esto enriquece a la persona y facilita el proceso de enseñanza”, concluyó la connotada pianista.

 

Desde hace tiempo Farizat Tchibirova dedica gran parte de su tiempo a la música de cámara, trabajando con reconocidos artistas de diferentes partes del mundo. Es catedrática del Conservatorio Nacional de Música y de la Orquesta Escuela Carlos Chávez de Fomento Musical, donde prepara a los nuevos pianistas mexicanos, muchos de ellos ganadores de premios nacionales e internacionales, además de solistas que colaboran con las orquestas más importantes del país.