La vida es complicada, hazla sencilla.

Ruta
Noticias
La vida es complicada, hazla sencilla.

Conferencia Claudia Riveroll

 

El pasado miércoles 19 de septiembre, la maestra Claudia Riveroll Otero abordó el tema de la integridad y la importancia de ser auténticos.

Al inicio de la “amena charla” como ella la llamó, invitó a los presentes a dejar las preocupaciones de la vida fuera y poder estar 100% presentes. Con una anécdota nos dejó ver que la vida representa una serie de decisiones, que van desde muy importantes como el matrimonio o simplemente cómo comportarnos en una reunión entre amigos.

 

En todos esos momentos en los que debemos decidir cómo actuar, qué decir, qué no decir, qué pensar, qué pedir, qué evitar, debemos estar conscientes de “ser tal cual somos, sin usar máscaras”, es decir, ser auténticos.

Se destacó que la autenticidad nos ayudará a tener una mejor relación con los demás, sin eludir, fingir o pretender ser alguien más. Es evitar caretas, expresar nuestros sentimientos y ser verdaderos.

A veces el miedo, el interés o conveniencia y la falta de seguridad en lo que soy, impide que podamos ser auténticos y es donde la maestra Riveroll nos invitó a “hacernos más fácil la vida”.

Algunas personas no demuestran lo que realmente piensan porque no les conviene. Y a veces pretenden ser o saber cosas para obtener algo, pero eso sólo las va alejando de lo que realmente son.

Hoy debemos darnos cuenta de qué tipo de personas somos. ¿Auténticas o no? Porque hoy debemos empezar a trabajar en serlo y lo podemos hacer por medio de nuestra actitud ante la vida. Sabemos que la vida es movimiento y para iniciar el movimiento debemos cambiar la actitud.

La cadena para el cambio con sentido es:

Determinar > Observar > Darme cuenta > Sorprenderme > Cuestionarme > Actuar

Usando esta cadena y siendo conscientes de lo que quiero que mi vida sea, será más fácil vivir como personas completas y con coherencia. Usando la voluntad, buscando el bien y siguiendo lo bueno, podremos hacerlo.

Nos mencionó que con cada buena decisión somos mejores y más dignos de ser amados. La dignidad moral nos la vamos ganando al utilizar bien nuestra libertad. Y reconociendo que somos imperfectos y requerimos de los demás para poder ser mejores y más auténticos.

Nos aconsejó seguir asombrándonos para seguir cambiando y mejorando la realidad que no nos gusta. Pero sólo lo lograremos si amamos mucho y damos lo mejor de nosotros.

Para cerrar nos dijo que si queremos encontrar la autenticidad y vivir de manera sencilla, debemos “Amar mucho”.

Agradecemos a la maestra Riveroll y a los graduados su valiosa participación en este evento.