Madrid, con la emoción a tope

Ruta
Noticias
Madrid, con la emoción a tope

Madrid, 25 de septiembre de 2014. A dos días de la beatificación de don Álvaro del Portillo, la ciudad de Madrid ya se encuentra lista y con una gran expectativa para tan importante acontecimiento. Además de los miles de españoles que se han trasladado hasta la capital, han llegado extranjeros de todo el mundo, lo que tiene la capacidad hotelera al máximo.

 

Viajeros y peregrinos provenientes de México, Paraguay, Argentina, Brasil, Ecuador, Guatemala, Filipinas y Costa de Marfil, se congregaron a la misma hora de llegada en el aeropuerto internacional Adolfo Barajas, lo que provocó grandes filas en la zona de inmigración y a la hora de recoger las maletas.

 

El gran número de visitantes de todo el mundo se vio también reflejado en la cantidad de autobuses que había esperando a los diversos grupos en las afueras del aeropuerto.

 

Al llegar al centro de la ciudad, la demanda hotelera es el gran reflejo de lo que será el evento de la beatificación. Algunas personas que corrieron con suerte se están hospedando en hoteles céntricos, pero la mayoría tuvo que refugiarse en las afueras de la ciudad.

 

Según información del comité organizador, se esperan a 150 mil personas en Valdebebas para la ceremonia de la beatificación, aunque según se estima, podrían ser hasta 500 mil personas las que estén presentes.

 

El vicepostulador de la causa de beatificación y director de la oficina para las causas de los santos de la prelatura del Opus Dei en España, Jose Carlos Martín de la Hoz, se mostró complacido por la respuesta que ha tenido por parte de visitantes de todo el mundo y aseguró que el evento superará las expectativas.

 

“Llevamos varios meses planeando esto. Para nosotros es un orgullo que tantas personas estén viniendo a Madrid, que es donde nació don Álvaro del Portillo y que puedan ser testigos de tan importante evento”, comentó.

 

Además, se mostró contento por el hecho de que don Álvaro será el segundo miembro del Opus Dei en llegar a ser beatificado. “La Obra está próxima a cumplir 86 años y no hay mejor manera de celebrar eso que con una nueva beatificación, que seguro será la antesala para que vengan muchas más en el futuro”.