Exitosa culminación de la tercera generación de Negocios Gastronómicos

Ruta
Noticias
Exitosa culminación de la tercera generación de Negocios Gastronómicos

28/Enero/2016

 

En días pasados tuvo lugar la ceremonia académica de graduación de la generación 2011-2015 de la carrera de Dirección de Negocios Gastronómicos conformada por las alumnas Adela Eugenia Mota Carvajal, Stephania Cerecer Fierro, Cecilia García Castañeda, Mónica Elizabeth Jacobo Fabián, Miriam Navarro Fernández y Sandra Espino Mendoza (quien recibió la medalla al mejor promedio de su generación).

 

Al evento asistieron familiares y seres queridos de las graduadas, además de haber contado con la distinguida presencia del Lic. Juan Carlos Díaz Luna Director General de la Empacadora DILUSA de Aguascalientes, el Dr. José Antonio Esquivias Romero Rector del Campus, y el Mtro. Israel de Jesús Gallegos Parra jefe de la carrera de Dirección de Negocios Gastronómicos. Todos se dieron cita en el Centro de Convivencias de la Universidad.  

 

Las graduadas se mostraron nostálgicas al escuchar el discurso presentado por la alumna Sandra Espino Mendoza, quien les recordó anécdotas sucedidas entre los cinco años de duración de su licenciatura, y les hizo ver que el futuro laboral quizás no está asegurado, pero que es tarea de cada una de las graduadas abrirse las puertas hacia un mundo que las espera, recordando así las sabias palabras de William Russel: “Cuando un hombre sabe a dónde va, el universo entero se aparta para darle paso”.

 

Las recién graduadas gozan de un amplio currículum profesional, por mencionar una parte, la alumna Sandra ha trabajado en el Hotel Belmont Maroma de la rivera maya, la alumna Mónica tuvo la oportunidad de laborar en el Hotel Quinta Real de Guadalajara, la alumna Miriam estuvo en el hotel Marriot de Aguascalientes, la alumna Cecilia trabajó en el Hotel Grand Barcelona de España, Stephania se encontró en proyecto con la empresa Herdez, mientras que Adela actualmente se encuentra laborando en el Hotel Quinta Real de Aguascalientes. 

 

Esta culminación de una etapa más de su vida profesional y académica no sólo fue gran paso hacia las metas personales de cada una de las extraordinarias alumnas, sino que también brindó honor y felicidad a sus respectivas familias, y llenó de orgullo al resto de la comunidad universitaria, quienes ahora las vemos con optimismo. De esta forma, las seis graduadas se despiden de la Universidad Panamericana para abrirse paso hacia el cumplimiento de sus sueños.