Emprendimiento e innovación: estudiantes de Pedagogía crean el Centro de Innovación Pedagógica

Ruta
Noticias
Emprendimiento e innovación: estudiantes de Pedagogía crean el Centro de Innovación Pedagógica

“En el año 2015 los alumnos de 8vo semestre de pedagogía; David Esaú Palacios Rodríguez, Priscila Luevano Reina y Jessica Alexandra Aguado Vargas, fundaron el Centro de Innovación Pedagógica, despacho que actualmente atiende con éxito las necesidades educativas de las empresas, con un enfoque prioritario en la capacitación humana”

Por Mariana Hernández Ibarra


Desde el mes agosto de 2015 los alumnos de pedagogía; Esaú Palacios y Jessica Aguado, especialistas en capital humano y Priscila Luevano, especialista en psicología, comenzaron un proyecto basado en un perfil educativo para proporcionar servicios a escuelas. El socio fundador Esaú Palacios, decidió materializar la idea junto con sus compañeras para ofrecer servicios de capacitación. Este proyecto no sólo ha representado la creación de una empresa para nuestros alumnos, si no que les permitió llevar a cabo sus prácticas profesionales con base en su proyecto, un reto que termino ofreciendo resultados muy exitosos y la oportunidad de apertura de mercado. 


El Centro de Innovación Pedagógica es un despacho que se dedica actualmente a atender las necesidades educativas de las empresas, con un enfoque en la capacitación humana y en la creación de empresas como centros formativos de personas que tienen responsabilidad ante las familias. Actualmente Esaú es el director de operaciones de la empresa, Priscila se encarga de la dirección de servicios educativos y Jessica de la dirección de servicios empresariales. 

 

El CIP cuenta con clientes como el despacho contable Luevano Robledo, Interceramic y la empresa de transportes Inter MG. Gracias a su buen desempeño, el CIP ha tenido más oportunidades por medio de clientes nuevos que solicitan sus servicios. Parte de la propuesta de valor que tiene el CIP es ofrecer un diagnóstico de necesidades, a diferencia de agencias que se dedican a ofrecer solamente cursos, el CIP primero se enfoca en atacar una necesidad real en la capacitación para que ver un impacto real en los colaboradores y en la productividad de la empresa. Además, cuentan con un catálogo de 23 cursos certificados por parte de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, los cuales se dividen en cuatro áreas: familia, psicopedagogía en la organización, formación social del colaborador y liderazgo.

 

Los tres coinciden en que emprender un proyecto como este es un riesgo que vale la pena tomar “Nosotros no realizamos una labor extraordinaria, en nuestra carrera hay muchas ideas y mucho talento, pero se requiere valentía y atreverse a afrontar los riesgos para cruzar la línea de emprender un negocio” – concluyeron los tres.

 

Enhorabuena a los emprendedores, les deseamos mucho éxito en sus proyectos.

#OrgulloUP

 

 

08/Febrero/2016