LA COMUNIDAD DE LA UNIVERSIDAD PANAMERICANA EXPERIMENTÓ Y DISFRUTÓ EL VALOR DE SERVIR

Ruta
Noticias
LA COMUNIDAD DE LA UNIVERSIDAD PANAMERICANA EXPERIMENTÓ Y DISFRUTÓ EL VALOR DE SERVIR

“Dar hasta que duela”.

 

ZAPOPAN, Jalisco; 18 de octubre de 2018- La Comunidad Universitaria de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara realizó el evento de “Calcuta está en todas partes: las vías” en el que se dedicó un día especial de servicio y atención para alrededor de 150 personas;  migrantes y familias en situación vulnerable.

 

El Departamento de Vida Universitaria, apoyados por casi 200 alumnos voluntarios (entre ellos 31 Alumni), desarrollaron este evento que consistió en preparar y  comida y una serie de actividades a los inmigrantes que cruzan la perla tapatía.

 

Este proyecto se creó con el propósito de realizar un acto de generosidad hacia los inmigrantes, y personas en condición de vulnerabilidad, reconociendo que existe gente desatendida en el entorno de Zapopan a la que se puede ayudar. Es una acción de servicio que se traduce en una atención personalizada para darles un día valioso que les pueda reconfortar en el camino que emprendieron.

 

Otro propósito fundamental, fue la de mover a los alumnos hacia la sensibilización de la situación que viven nuestros semejantes además de la noble experiencia de servir, acompañar y apoyar a quienes más nos necesitan. De ahí que cada persona (migrante) invitada tenía un “padrino” que fungía como anfitrión y acompañante durante el evento.

 

Las actividades fueron diversas; Desde la llegada de los migrantes, se recibió y registró a los migrantes, luego les brindaron aguas frescas y los acompañaron a sus mesas, donde los esperaban sus padrinos, quienes los acompañaron durante todo el día.

 

 

La comida fue preparada y servida directamente por las alumnas de la escuela de ESDAI. En este momento estuvo amenizado con música y hubo juegos mexicanos como la lotería y el balero. En seguida llegó un mariachi que hizo cantar a los presentes.

 

Un conjunto de doctores, quiroprácticos, estilistas y donadores formaron parte del evento. También se les ofreció la oportunidad de confesarse, de jugar fútbol y de los momentos más emotivos fueron cuando se realizaban video llamadas para contactarse con sus familiares que están lejos. .

 

El resultado fue positivo según la experiencia de los invitados. Kevin, de 33 años y proveniente de Honduras, comentó que le gustó “la atención; cómo lo han tratado a uno como invitados especiales”.

 

 

Para Marcos de 29 años y del mismo país, el día fue “muy especial” y “sacó de la rutina y de los pensamientos sobre problemas que uno trae”.

 

Al final, se entregó a los invitados un kit especial conformado con víveres, accesorios y medicamento necesario para seguir su camino.

 

Se espera que este primer evento destinado a migrantes siga realizándose para generar un ambiente de servicio a quienes necesitan ayuda.

 

Galería de fotos