Alumnos UP, poniendo en alto a México

Ruta
Noticias
Alumnos UP, poniendo en alto a México

Ciudad de México, 18 de septiembre de 2019.- La universidad no puede entenderse como un ente aislado de la sociedad a la que le basta con preparar profesionistas destacados. Es por ello que diariamente la Universidad Panamericana trabaja para formar personas de bien, congruentes en lo laboral y en lo social, que se comprometan con la verdad y contribuyan con la construcción de un mundo mejor.

 

Ya sea en el deporte, en la educación o en las ciencias, la UP cuenta con diversos alumnos que sirven como prueba de que es posible poner el nombre de México en alto desde cualquier área de interés.

 

1) Poniéndose en los hombros a todo México

 

Alejandro Anaya Jáuregui de 25 años de edad, egresado de la carrera de Ingeniería Industrial, es delantero de la selección de la Universidad Panamericana. Actualmente, cursa la maestría en Ingeniería en Innovación y Diseño, lleva ya siete años practicado futbol y este año fue convocado para la XXX Universiada de Verano Nápoles 2019.

 

“La Universiada es la mayor competencia que podemos alcanzar como estudiantes atletas”, expone Alejando, quien explica que para poder llegar tuvo que pasar por un proceso de selección en el que compitió contra los mejores de México. En dicha competencia tuvo la oportunidad conocer a los atletas más destacados de cada país.

 

“El sentimiento de representar a tu país es inigualable, es literalmente ponerte en hombros a todos los mexicanos”, afirma sobre la experiencia de representar a su país.

 

 

Alejandro ha encontrado un balance entre el deporte, el trabajo y el estudio siendo disciplinado con su tiempo y sus deberes. “Si eres una persona con buenos hábitos vas a lograr lo que te propongas”, asegura.

 

Valores como la integridad y la honestidad y enseñanzas como el trabajar arduamente, con dedicación y compromiso, son solo algunas de las aptitudes que Alejandro reconoce haber aprendido de sus entrenadores y profesores de la UP, “Me han enseñado a entregarme y a creer en mí mismo”.

 

“En 10 años me veo retribuyendo a la sociedad todas las oportunidades que he tenido en mi vida a través del deporte, la música y la academia”, asegura.

 

 

2) Luchando por la educación inclusiva

 

Marisol López Lazcano, de 20 años de edad es estudiante de Pedagogía en la UP. Ella es una apasionada de la educación y del voluntariado en instituciones relacionadas con dicho tema, gusto que tomó desde niña por el ejemplo de su familia. Marisol reconoce que lo que más la motiva de este tipo de experiencias es el hecho de poder aprender de las personas a las que conoce: “estar en contacto con otras personas y ayudarlas te hace crecer más a ti.”

 

Este año tuvo la oportunidad de participar como voluntaria en el Instituto Pedagógico para Problemas del Lenguaje IAP (IPPLIAP), donde como pedagoga pudo crear estrategias y objetivos viables para implementar en la escuela, mismos que ayudaran a los niños a mejorar su proceso de aprendizaje.

 

Con los conocimientos que pudo obtener de dicha experiencia, escribió un ensayo para un concurso de Scotiabank, cuyo fin fue el de entregar donativos monetarios a organizaciones sociales que presentaran proyectos enfocados en apoyar la educación y la salud de jóvenes mexicanos.

 

 

Entre las líneas de dicho ensayo con el cual ganó donativos para IPPLIAP, Marisol escribió:

 

“Conocer a niños sordos me ha dado las ganas de apoyar y seguir transformando a la persona por medio de la educación. (...) Con amor y con pasión asistí a la escuela para enseñarles y al final yo fui la que más aprendió”.

 

En México se ha trabajado para que la educación sea inclusiva, pero hoy en día falta mucho para poder alcanzarlo en su totalidad. El tener en cuenta que toda persona es igual sin importar que tenga una discapacidad, genera un país más comprensivo y tolerante. Lucho día a día para poder enseñar que el trabajar con personas sordas no es un tema de tristeza o ternura, es algo que se debe de trabajar para enseñar a incluirlos en la sociedad”.

 

 

3) Haciendo realidad los sueños de llegar al espacio

 

Aunque muchos podrían opinar que México no cuenta con las condiciones necesarias para explorar el espacio, un equipo multidisciplinario conformado por más de 25 alumnos de la UP, campus Aguascalientes y Ciudad de México, han conformado Misión Colibrí.

 

El primer satélite de esta misión, Pakal, ha sido desarrollado por la UP, en colaboración con el Space Propulsion Laboratory del Massachusetts Institute of Technology (MIT), colaboración surgida a partir del convenio firmado entre la UP y el MIT,  el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de NASA y la Agencia Espacial Mexicana.

 

Su lanzamiento proyectado para dentro de dos años, tiene como objetivo realizar mediciones atmosféricas para contribuir globalmente a la solución del problema de la basura espacial.

 

 

“Para muchos, trabajar en la industria aeroespacial parecía un sueño de la infancia, algo que uno podría hacer cuando fuera grande; (este proyecto) es algo que ninguno de nosotros imaginábamos hacer al inicio de nuestra carrera. Ahora, contando los años de trabajo que nos llevará la Misión Colibrí, podemos decir que gracias al esfuerzo de todo el equipo podríamos estar teniendo un objeto en órbita para el día de nuestra graduación y lo más asombroso es que esto lo estamos haciendo muy jóvenes”, ha declarado el equipo.

 

“Afortunadamente, cada vez hay más oportunidades en nuestro país para que la juventud se involucre en proyectos de ciencia y tecnología de alto impacto”, agregan.

 

 

La UP se rige por un espíritu de trabajo bien hecho, la búsqueda incesante de la verdad y el fomento de las virtudes humanas, constantes que sin duda son reflejo de los esfuerzos de nuestros alumnos. Somos México, somos UP.