La Debilidad de las democracias en opinión de un Nobel de la Paz

Ruta
Noticias
La Debilidad de las democracias en opinión de un Nobel de la Paz

Ciudad de México, 19 de septiembre de 2019.- La Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana llevó a cabo la mesa panel “La Debilidad de las Democracias a 30 años del Término de la Guerra Fría”, un evento realizado en el auditorio de esta casa de estudios que tuvo el privilegio de contar con la presencia de Lech Walesa, ex presidente de Polonia y Premio Nobel de la Paz en 1983.

 

Se contó también con la asistencia de Fredo Arias-King, presidente del Instituto Casla; Tamara Sujú, directora ejecutiva del Instituto Casla e Ivan Pilip, ex ministro de finanzas de la República Checa, moderados por el Mtro. Salvador Beltrán del Río, director de la escuela organizadora.

 

“Vivimos un momento de debilidad en las democracias en el mundo y esa debilidad se debe en gran medida a una falta de respuesta antropológica”, dijo durante el discurso de bienvenida el Dr. José Antonio Lozano Diez, rector general del sistema UP- IPADE, quien recordó que es el hombre el sujeto principal en el ejercicio político.

 

Al presentar a los panelistas Fredo Arias-King expresó: “Aquí tenemos verdaderos héroes”, pues señaló que éstos eran personajes de gran impacto no sólo en sus naciones, sino en el mundo entero.

 

 

Consejo del Nobel: atreverse a crear nuevas estructuras

 

Walesa ha sido clave en la transformación del mundo, pues logró derrocar al régimen comunista en su país (un sistema que no permite la transformación libre del hombre), prescindiendo de las armas. En su intervención, Walesa explicó a los alumnos y demás presentes que cuando él era un joven nadie creía posible que el comunismo pudiera ser derrocado y sin embargo así fue.

 

“Digo esto porque hoy día hay gente que cuestiona, que tiene dudas y dice que nunca vamos a vencer las estructuras”, señaló el ganador del Nobel, e hizo un llamado a los jóvenes a atreverse a formar organizaciones adecuadas para este nuevo mundo.

 

 

“Pregúntense por qué las cosas están pasado como están pasando. La respuesta de un práctico es muy simple: nuestras estructuras, nuestros programas políticos ya están viejos y no caben en el mundo de hoy”.

 

Habló de cómo en la Unión Europea no existen los límites como tal para sus ciudadanos, pues pueden trabajar donde quieran y usar la misma moneda; dando así ejemplo de un modelo que debiera replicarse en cada continente. “Es responsabilidad de ustedes, la generación joven, educada, sin prejuicios del pasado proponer soluciones (para el mundo moderno)”, mencionó no sin reconocer que era un reto reorganizar al mundo, pero indicando que si “la gente hoy día elije a políticos raros es porque quiere un cambio”.

 

 

El panorama Latinoamericano y mundial

 

Posteriormente tomó la palabra Tamara Sujú, quien hablo específicamente de la situación que se vive en América Latina y opinó como Mario Vargas Llosa que “las democracias son siempre perfectibles”, y agregó “para eso estamos nosotros, para ayudar a que así sea”.

 

“Las soluciones para que en América Latina evitemos y luchemos en contra de lo que están viviendo los pueblos de Venezuela, Nicaragua y Cuba son educación, la formación de los ciudadanos, mejores profesionales, mejores democracias y el fortalecimiento de las instituciones. Países como Perú están saliendo adelante por la fuerza de sus instituciones” expresó la alguna vez dirigente de las Damas de Blanco en Venezuela durante el régimen de Hugo Chávez.

 

 

“Son los ciudadanos informados los que vigilan y denuncian” recordó. Y sobre la situación de nuestro país en la actualidad agregó: “en el empoderamiento de cada ciudadano de México está el evitar que se repita lo que pasó a Venezuela”.

 

Finalmente Ivan Pilip comentó que aunque en el pasado había sistemas políticos que parecía que durarían para siempre, no es imposible generar un cambio “de vez en cuando los cambios más importantes vienen de manera inesperada”, expresó. Posteriormente criticó cómo en algunos gobiernos los partidos creen que por el hecho de llegar al poder con el voto de los ciudadanos, pueden hacer lo que ellos quieran "por ello es importante fortalecer valores como la tolerancia y la generación de un sistema de cooperación”, aconsejó.

 

 

La Escuela de Gobierno y Economía tiene la misión de formar estadistas con un amplio dominio de la ley, conocimiento profundo de del sistema económico y habilidades de comunicación, capaces de entender el entorno político para resolver problemas sociales y económicos, siempre con altos estándares éticos.