Las economías crecen por ideas innovadoras y mejor tecnología

Ruta
Noticias
Las economías crecen por ideas innovadoras y mejor tecnología

Ciudad de México, 01 de octubre de 2019.- En los últimos años es evidente la influencia de la digitalización en el crecimiento económico de los países, ello a través de la modernización de procesos y el acceso a la información en tiempo real.

 

El PIB per-cápita en nuestro país en los últimos 35 años ha crecido en promedio anual 0.8% en contraste con países como Chile, en donde avanzó 3.5%. Por ello, es importante que México detone tasas de crecimiento en el producto por persona, mediante políticas públicas bien diseñadas, que combinen el talento de las personas con una mayor inversión en equipo que amplíe la digitalización de la economía.

 

Los líderes de los países ricos están comprometidos con estímulos digitales; destaca Australia con el anuncio de una inversión de 33,000 millones de dólares (13% del PIB) para conectar a 90% de los hogares a una velocidad ultra rápida.

 

La digitalización implica adoptar tecnologías como teléfonos celulares y acceso masivo a internet, para así generar procesos y compartir información.

 

La teoría económica reconoce la importancia de la digitalización como un detonante del progreso. Es evidente que una mejor tecnología e ideas innovadoras constituyen la mejor explicación de por qué las economías crecen.

Es importante subrayar la existencia de estudios que demuestran que la digitalización y el crecimiento económico están altamente correlacionados. Los 15 años que van de 1995 a 2010 fueron un periodo que se caracterizó por un fuerte crecimiento económico y un auge global de digitalización.

 

Un índice construido por Raul Katz de Columbia Business School y Pantelis Koutroumpis de Imperial College London, monitoreó los efectos de este auge digital entre los países. El índice incluye medidas de digitalización de rankings anteriores, aplicando 21 medidores como son: velocidad de banda, cobertura y confiabilidad, costo de usar teléfonos móviles, compras on-line, e-goverment, y la habilidad de los trabajadores para usar tecnologías digitales.

 

Como lo refiere el índice, establecer la existencia de vínculos entre la digitalización y el crecimiento económico es un tema de análisis, y otro muy diferente es probar la dirección de las causalidades. El crecimiento económico hace a los consumidores más ricos, y así éstos compran y usan más tecnología digital; asimismo, los gobiernos ricos invierten más en tecnología. En estos casos el crecimiento causa digitalización, no al revés.

 

Un artículo de 2011 de Nina Czernich, Oliver Falck, Tobías Kretschmer y ludger Wösmann de la Universidad de Munich analizó la adopción de banda ancha en 25 países de la OCDE para el período 1996-2007, y los autores crearon una medida esencial de la penetración de la banda ancha que se usa para probar la vinculación con la expansión económica de los países. El resultado es notable: un 10% de incremento en la penetración de la banda ancha genera un incremento en el crecimiento del PIB per cápita entre 0.9 y 1.5 puntos porcentuales. En un nivel agregado, la digitalización impulsa las tasas de crecimiento económico.

 

Análisis más profundos en industrias individuales encontraron que la digitalización en sí misma no es suficiente. Información más rápida impulsa el PIB sólo cuando se acompaña de formas más sofisticadas para interpretarla y operar con nuevos datos.

 

En management la habilidad de monitorear y medir el desempeño es más eficiente teniendo mejores tecnologías; así, la digitalización complementa la forma de administrar las compañías. Es por ello que el crecimiento de la productividad en años recientes en EU se ha concentrado en sectores que usan intensivamente las tecnologías de la información y comunicación (TIC´s) superando de esta forma a la Unión Europea. Como lo refiere The Economist, “las máquinas cuentan, pero los hombres también”.

 

Una asignatura pendiente de nuestro país es incrementar más rápidamente el PIB per cápita; si seguimos al paso que vamos se necesitarán 85 años para duplicarlo, países como Chile lo duplicarían en dos décadas. Invertir en capital físico (banda ancha y equipos) y en capital humano (conocimientos y habilidades) será clave para el futuro de la economía mexicana.

 

Datos del autor: Gabriel Pérez del Peral, Profesor-Investigador de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana. 

 

Fuente: expansion.mx