EN PROYECTO SOCIAL, COMUNIDAD UNIVERSITARIA DIRIGE SU MIRADA HACIA NIÑAS Y NIÑOS CON CÁNCER

Ruta
Noticias
EN PROYECTO SOCIAL, COMUNIDAD UNIVERSITARIA DIRIGE SU MIRADA HACIA NIÑAS Y NIÑOS CON CÁNCER

ZAPOPAN, Jalisco; 10 de octubre de 2019.-

Con la participación de 306 voluntarios, 103 padrinos, 70 alumnas de ESDAI y 24 Alumni, fue posible dedicar un día a niñas y niños con cáncer en compañía de sus papás.

 

La comunidad universitaria realizó por segunda ocasión el evento “Calcuta está en todas partes: sonrisas valientes”, en el cual 306 voluntarios destinaron un día de servicio y atención a niñas y niños con cáncer. Esta iniciativa recibió a 130 invitados, entre quienes estuvieron los niños y sus papás.

 

Las actividades en las que participaron los niños incluyeron una comida, en la que estuvieron acompañados por un alumno que los apadrinó; además, un stand de la NASA en el que se representó una realidad virtual sobre esta agencia, gracias a alumnos de Ingeniería en Sistemas, una sección que decoraron alumnas de ESDAI y en la que ofrecieron galletas, así como dinámicas organizadas por alumnas de Pedagogía.

 

Diana Laura González, coordinadora de Vida Universitaria, comentó que el proyecto comenzó con la iniciativa del Pbro. Jesús Navarrete “para sensibilizar a la comunidad sobre el dolor y la necesidad ajenos”.

 

 

Diana también señaló que la idea de “dar hasta que duela” en este proyecto de servicio refleja que “si no duele (tu apoyo hacia los más necesitados) es porque no lo diste el todo”, refiriéndose al pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta, y señalando que este mensaje también invita a “ponerse en los zapatos de otra persona”.

 

 

Sobre su experiencia de ser voluntaria en este proyecto el año pasado, Diana comentó: “Pude ver la donación de las personas, su desprendimiento hacia el otro. Este año vi el apoyo, la disposición; tuvo tanto impacto el año pasado que este año tuvimos más voluntarios. Vale la pena vivir esta experiencia, sobre todo para que te des cuenta de que hay muchos niños que se la están pasando mal y hay muchos papás -no sabemos en qué circunstancia están- que están dando todo para que su hijo pueda terminar un tratamiento”.

 

Emilio Betancourt, invitado a este evento, compartió un mensaje con los voluntarios antes de iniciar las actividades. “¿Qué te gustaría escribir en el libro de tu vida y qué te gustaría escribir en el libro de la vida de estos niños? ¿Qué te gustaría demostrarle a ese niño o a esa niña que hay en la vida? Hoy quizás le demuestras a una persona que vale la pena vivir. Así que honra esa responsabilidad. Disfruta este día y conecta con ese niño, con su corazón”, expresó.

 

 

La activación “Cortes con causa”, en la que 10 estilistas estuvieron presentes anteriormente en la Panamericana, así como las donaciones personales a la causa, contribuyeron a recaudar fondos para realizar esta comida en Villa Campestre organizada por el departamento de Vida Universitaria.

 

Al igual que el evento del año pasado con los migrantes, esta ocasión fue muy emotiva para todos los presentes: niños, niñas y padres de familia que pudieron vivir una experiencia diferente y conmovedora junto con sus padrinos.

 

Este proyecto sigue evolucionando y obteniendo metas más allá de lo esperado, con la esperanza de que siga activa en nuestro Campus año tras año para poder servir a quienes más lo necesitan.