La guía para la felicidad según el Dr. Villela

Ruta
Noticias
La guía para la felicidad según el Dr. Villela

Ciudad de México, 20 de marzo de 2020.- Como reconocimiento del importante papel de la felicidad  en la vida de las personas al rededor del mundo, cada 20 de marzo (desde 2013) la Organización de las Naciones Unidas celebra el Día mundial de la Felicidad.

 

En medio del ajetreo de la vida cotidiana, tener un recordatorio de aspectos importantes de nuestra vida como la felicidad es bastante relevante, según opina el Dr. José Villela, médico psiquiatra de la Unidad de Psicología Clínica de la Universidad Panamericana (UP).

 

El Dr. Villela señala que esta celebración debe llevarnos a realizar “una reflexión personal y colectiva sobre cómo estamos viviendo, a qué le estamos dando más importancia y cómo podemos vivir más plenos y conscientes”.

 

José, quien en 2010 sobrevivió a un aparatoso accidente, es un hombre que se caracteriza por su optimismo y sus ganas de vivir, razón por la que su testimonio resulta tan notable, no sólo por ser la opinión de un experto.

 

“Para mí la felicidad es una disposición de la persona para extraer de la realidad, sin importar la circunstancia, razones y sentidos para estar en paz con uno mismo y con los demás y construir de forma activa el bienestar”.

 

               

 

Felicidad sin secretos y voluntaria

 

El Dr. Villela indica que no existe como tal una receta para la felicidad, pues ésta, “al ser una disposición que surge en un contexto, no puede comprenderse sin la consideración particular de la situación e idiosincrasia de cada persona”.

 

En su opinión las directrices generales tienen que ver con:

  • La búsqueda de sentido trascendente
  • La apertura a lo bello y valioso de la vida.
  • Las relaciones interpersonales sólidas y maduras.
  • El equilibrio entre la vida afectiva emocional, familiar, social y espiritual.

 

 

Este alumni UP, explica también que la felicidad es una ordenación de cada individuo que, en condiciones libres de psicopatología, se debe trabajar todos los días, pues tiene alto grado de control voluntario.

 

“De ahí que incluso en circunstancias adversas una persona puede decidir la importancia que le da a lo que considera negativo o doloroso, tener o no un rol de víctima frente a la vida, capitalizar en experiencias trascendentes los obstáculos en el camino y desarrollar su resiliencia”, agrega.

 

 

Además recomienda realizar actividades concretas como: ejercicios de gratitud, el fortalecimiento de vínculos afectivos, la participación en labores altruistas y desinteresadas, la apertura a la esfera espiritual, la práctica de algún deporte y llevar un estilo de vida saludable. “Son herramientas que construyen dicha disposición”, termina.