Ventanas para dar la vuelta al mundo desde casa

Ruta
Noticias
Ventanas para dar la vuelta al mundo desde casa

Por Gabriel Domínguez

 

Seguramente muchos de nosotros aún seguimos la adrenalina provocada por la vertiginosa velocidad con la que la información se ha producido en los últimos días. Los medios de comunicación y las redes sociales se han inundado de un solo tema que gobierna nuestra mente: la epidemia de COVID-19 y sus posibles implicaciones. Más que preocuparse, se ha vuelto fundamental ocuparse de la situación. Entonces, si hemos sido precavidos, muy probablemente te encuentres confinado a pasar varios días sin salir de casa.

 

En esos momentos donde el tedio se convertirá en una posibilidad no muy lejana y nuestro hogar simulará convertirse en una prisión, cabe recordar que contamos con un aliado como la televisión para fomentar la convivencia entre los miembros de la familia. La primera idea que puede cruzar tu mente podría ser leer con cierto recelo la frase anterior, pero la realidad es que hoy, más que nunca, la televisión se puede convertir en una herramienta para fomentar el pensamiento crítico al interior de la familia.

 

Lo que propongo no es un ejercicio de mero visionado, sino una actividad en la que se pueden discutir temas relevantes para la configuración social. La idea principal es ver la cinta como se haría en uno de esos cineclubes que aún existen en miles de lugares en donde los amantes de las películas se reúnen a discutir sobre el séptimo arte.

 

De esa forma les comparto 10 películas que se pueden encontrar en el catálogo de Netflix y una breve sugerencia de cómo leerlas. Sé que la situación de cada familia es distinta, así que propongo diferentes clasificaciones para sacar más provecho de los distintos relatos. Definitivamente, la guía de los padres es siempre recomendable. No es solo ver por ver, sino ver para reflexionar.

 

 

Para toda la familia

 

Estrellas en la Tierra (Taare Zameen Par, 2007) – India

La historia de un niño que es considerado un problema por todo el mundo, hasta que la llegada de un nuevo maestro de arte revela la causa detrás de su comportamiento. La cinta es un tierno relato que funciona más para los papás, pero también entretiene a los más pequeños. Una película que nos propone reflexionar sobre la falta de empatía en la actualidad y lo desconectados que estamos de la gente que nos rodea. Lejos de los musicales tradicionales de India y sin caer en el melodrama, la película plantea una crítica social y una ventana al entendimiento que se antoja actual, a pesar de tener más de una década de haber sido realizada.

 

Shaun el cordero, la película: Granjagedón (A Shaun the Sheep Movie: Farmageddon, 2019) – Reino Unido

Un alien con poderes inimaginables cae cerca de la granja donde Shaun vive. Ahora, la oveja tendrá que ayudar a este ser, parecido a un conejo, a escapar de las garras de una malvada organización y volver a su planeta. Por más que parezca una adaptación de E.T., quienes con el trabajo de Nick Park en Wallace & Gromit o Pollitos en fuga entenderán que la animación con plastilina no solo es un arte, sino que requiere la gracia de una buena historia. La cinta, carente de diálogo, es una aventura sobre la aceptación y la amistad. Una comedia muy parecida la de las cintas de Chaplin, en un relato de ciencia ficción que no tiene un minuto de desperdicio.

 

El principito (Le petit prince, 2015) – Francia

La adaptación del libro clásico de Antoine de Saint-Exupéry es el subtexto de la historia de una niña que está siendo forzada por su madre a prepararse para vivir en un mundo de adultos. En ese universo lleno de tareas esquemáticas y reglas, su vecino, un aviador retirado, ayudará a la niña a ver un mundo distinto lleno de aventuras. Si bien El principito tiene ya de entrada un sinfín de lecciones que aprender, la cinta extiende la reflexión hacia una necesidad casi inmediata de desprendernos de nuestro niño interior para abrazar el mundo de los adultos. Una película necesaria en estos tiempos para darnos cuenta del poder de nuestra imaginación y reconectar con nuestra infancia.

 

El viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no Kamikakushi, 2001) – Japón

Durante su mudanza, una familia decide hacer una parada en lo que parece una feria. Sin embargo, el lugar es un portal mágico a un mundo de espíritus y brujas en el que Chihiro pierde a sus padres. Transformados ahora en cerdos, Chihiro tendrá que luchar por recuperarlos y volver a casa. La más compleja de las recomendaciones es también la más gratificante. Es una puerta de entrada para las producciones de Studio Ghibli (el Disney japonés por llamarlo de algún modo), que siempre tiene un mensaje social importante. La historia es una reflexión del momento en que la niñez termina y comienza la adolescencia. En el camino hay oportunidad para pensar en el significado de la familia y la amistad. Definitivamente una guía de los padres dará a esta historia una profundidad mucho más efectiva.

 

Nuestro Planeta (Our Planet – 2019) – Estados Unidos

El título lo dice todo. Un recorrido por las maravillas del mundo natural y el reconocimiento de lo que nos rodea. En pocas palabras es una de las ventanas más hermosas que verá en televisión sobre el mundo. Sigue la línea de aquellos documentales de BBC, Planeta Tierra, que, sin lugar a duda, hará que cambiemos nuestra visión del lugar privilegiado en el que vivimos. 

 

Para hijos adolescentes y adultos

 

Jiro Dreams of Sushi (2011)- Estados Unidos

Este documental sigue la vida de uno de los maestros de Sushi más longevos y reconocido del mundo, Jiro Ono, que, a sus 85 años continúa en este arte, preparando a su hijo para ocupar su lugar. La cinta es una forma de comprender cómo lo que nos apasiona se puede convertir en un arte y cómo la belleza está en todas partes. También es un viaje por la tradición y lo que representan las futuras generaciones. Un recorrido sobre por qué el tiempo y conectarnos con nuestra vocación es importante. 

 

Sing Street: este es tu momento (Sing Street, 2016) – Irlanda

Un adolescente con una familia problemática y una escuela hostil conoce a la chica de sus sueños y, mientras la cultura popular emigra hacia el pop, él decide formar una banda de rock con sus amigos solo para impresionarla, pero esta resulta ser un éxito. John Carney es uno de los directores de musicales que ha logrado crear historias de este género sin la extravagancia de otros relatos. Integrando la música de manera orgánica con letras que en realidad conectan con la trama, el relato en un tono ligero nos ayuda a comprender que a veces solo es cuestión de encontrar en cada obstáculo una oportunidad.

 

Whisky (2004) – Uruguay

La opción más ecléctica de la lista es la historia de un hombre que luego de la reaparición de su hermano decide fingir estar casado. Para ello, pide ayuda a una de sus empleadas con la que no lleva una muy buena relación que digamos. Si bien el relato es “lento”, sobre todo por su estética minimalista, la cinta es un ejercicio para reconocer cómo la vida real es fuente de historias. Un relato donde todo momento en silencio cuenta más que el mismo diálogo. Vale la pena esperar el resultado de un filme que puede parecer exasperante por su falta de espectacularidad, pero en eso reside su riqueza.

 

Crímenes Americanos: El caso OJ (2016) – Estados Unidos

Podría parecer algo trillado hoy en día, pero esta serie no solo nos adentra en los pormenores de la historia de este exfutbolista y actor que se vio envuelto en el homicidio de su esposa, sino también es un buen escaparate para ver todos los factores que influenciaron el caso. Plagada de grandes actuaciones, esta miniserie de 10 capítulos no tiene desperdicio para conocer a detalle un proceso judicial y las distintas capas de los agentes involucrados.

 

The Good Place (2016-2020) – Estados Unidos

Eleanor muere y llega a un pequeño pueblo donde la gente vive en paz y armonía, llamado The Good Place. En lo que ella descubre es el cielo, pronto se da cuenta que ha llegado ahí por error y tendrá que fingir y aprender a ser buena persona si es que quiere permanecer en ese lugar. Esta serie cómica está cargada con reflexiones filosóficas al respecto de la naturaleza humana. Si bien hay muchas vueltas de tuerca por descubrir, vale la pena darle una oportunidad para utilizar los temas que se discuten como punto de partida para una discusión más amplia.