Fuerza CDMX, una solución para salvar pequeños comercios

Ruta
Noticias
Fuerza CDMX, una solución para salvar pequeños comercios

Ciudad de México, 3 de abril de 2020.- La pandemia por COVID-19 ha provocado que millones de personas nos mantengamos aisladas en nuestros hogares, acción que si bien ayuda a prevenir el contagio, también ha generado que la economía de nuestro país se apague.

 

Es innegable que esta inactividad colectiva impactará de manera especial a los pequeños negocios. Es para este tipo de situaciones que Ana Lizz Pardo Tarabay, alumni de la carrera de Administración y Mercadotecnia de la Universidad Panamericana (UP), creó Fuerza CDMX, una plataforma pensada para reactivar la economía del país, generando apoyo para los negocios, productos/servicios de pequeños comerciantes.

 

Ana Lizz es cofundadora de su startup de tecnología para eventos Keyboo Inc., en la que ejerce como Chief Marketing Officer. Ella explica que Fuerza CDMX vio por primera vez la luz luego del sismo de 2017, cuando presenció cómo los negocios de amigos cercanos a ella habían quedado destruidos.

 

“Los primeros días intenté ayudar de todas las formas posibles, llevando insumos a las zonas de rescate, adaptando mi garaje como centro de acopio... Fue en uno de esos refugios que conocí a David, un profesional de servicios de instalación de video vigilancia residencial y de empresas, quien se me acercó para decirme que se había quedado sin casa y sin local, pero sabía que solo trabajando sacaría adelante a su familia”, recuerda Ana Lizz.

 

 

Fue así como se dio cuenta que la mejor manera de ayudar era realizando un consumo con causa. “Un día cercano, las personas dejarían de hacer donaciones y a muchos se nos olvidaría el tema del sismo. Sin embargo, miles de negocios afectados quedarían impactados considerablemente”, explica.

 

Dicha experiencia la llevó a ella y a sus compañeros de trabajo, María Fernanda Muñoz y Edgar Corona, a crear la plataforma fuerzacdmx.org.

 

Ahora, con la crisis por el coronavirus, el impacto a las micro y pequeñas empresas es a nivel nacional, por lo que fue imperativo reactivar la plataforma para incentivar nuevamente el consumo local y darle a las familias que se verán afectadas por la cuarentena una plataforma para comunicar sus productos y servicios”, indica.

 ¿Cómo funciona la plataforma?

 

Ana Lizz indica que usar Fuerza CDMX es muy sencillo y no tiene costo alguno. Cualquier persona puede registrarse accediendo a la sección de VENDE Y COMPRA, posteriormente debe elegir la categoría en la que desea publicar y hacer click en CREAR NUEVA ENTRADA.

Ahí cada usuario deberá proporcionar datos básicos para crear su cuenta y listo, puede publicar información de su negocio, catálogo, precios, imágenes y/o videos y datos de contacto.

 

 

De igual modo, todo aquel que quiera apoyar solo tiene que acceder a la sección de COMPRA Y VENDE y navegar por las categorías para conocer los productos y servicios disponibles.

 

La plataforma cuenta también con secciones que proveen consejos y links a páginas con contenido educativo, cultural y de entretenimiento para ayudarles durante la cuarentena, sin estar expuestos a noticias alarmistas o falsas sobre el coronavirus, que hoy día inunda las redes sociales y pueden causar ansiedad”, apunta.

 

Las enseñanzas de la UP

 

Esta alumni afirma que la mayor enseñanza que obtuvo en nuestra casa de estudios fue que, “hay que ser muy humanos, no importa el puesto o el poder que tengas. Siempre hay que tratar a todos con respeto, como iguales y en conjunto salir todos adelante”

“Durante toda la carrera, descubrí e integré los valores de la UP en mi vida, tanto personal como profesional. Siempre nos enseñaron a hacer un excelente trabajo y con visión de servicio a los demás. Al graduarme, salí con el compromiso de regresar a la sociedad lo que había aprendido y buscar impactar a la sociedad positivamente con mi trabajo y compartiendo mis experiencias”, afirma Ana Lizz.

 

Finalmente le recuerda a la comunidad UP: “Compartan el mensaje de #ConsumeConCausa, todos los días, cuando se pregunten, ¿qué vamos a comer hoy? Piensen también en qué van a comer las familias que tienen pequeños negocios. Las grandes cadenas seguirán ahí, mientras que tal vez mueran más negocios que personas después de la crisis”.