“JTAM ALAL”, SOLUCIÓN DE PARTO PARA MUJERES INDÍGENAS

Ruta
Noticias
“JTAM ALAL”, SOLUCIÓN DE PARTO PARA MUJERES INDÍGENAS

“Tratamos de diseñar algo amigable y que fuera parte de su día a día, sin cambiar totalmente su cultura o su manera de realizar los partos, sino que la camilla sea una herramienta de mejora para las tradiciones que se viven en un parto”, mencionó el equipo creador.

 

ZAPOPAN, Jalisco; 25 de junio de 2020.-

 

Con la finalidad de reducir los riesgos de fallecimiento durante el parto, los alumnos Mariana Díaz Pinal, Julieta Ramírez Reynoso, Mariana Ascencio Murillo y Grecia Alejandra Chavira de cuarto semestre de la carrera de Ingeniería en Innovación y Diseño de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara, presentaron en el marco del evento Made In UP, el producto “jTam Alal”, la camilla de expulsión portátil, diseñada especialmente para las comunidades indígenas de la zona sur de México.

 

El nombre del proyecto tiene su origen del tzeltal o tseltal, una lengua mayense que es hablada principalmente en Los Altos de Chiapas por los pueblos de la etnia tzeltal. Significa “quién recoge al bebé” (traducción de partera en tseltal), la “j” es para señalar quién tiene el cargo o la función de hacer algo, en este caso, recoger.

 

El objetivo de la camilla es proporcionar un mejor servicio a las madres que están por parir, para lograr partos más seguros, y así se evite un parto fallido, infecciones, lesiones e incomodidad. Asimismo las alumnas diseñaron un maletín que ayuda a la partera a transportar la camilla y los utensilios de una manera más práctica y sencilla.

 

Por su parte, la alumna Julieta Ramírez Reynoso expresó que, “todo lo que hacemos, por más mínimo que sea, puede representar un impacto muy grande en una persona o un grupo de personas… entre más conocimientos adquiramos, creo que aumenta nuestra responsabilidad de compartirlo a la sociedad para su perfeccionamiento”.

 

 

De acuerdo a estudios del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU), al mejorar los servicios de partería se podrían evitar 3,6 millones de muertes, tanto en madres como en bebés, en 58 países (incluyendo la zona sur de México). Por otro lado, como parte del resultado de la investigación que realizó el equipo, se confirmó que cuatro de cinco partos en las zonas indígenas de la zona sur de la nación ocurren en el suelo, lonas, cartones, plásticos, o en el mejor de los casos, en camas o colchones.

 

Basado en medidas ergonómicas, la camilla se compone de una estructura de aluminio, ajustable desde el ángulo del respaldo dependiendo del tamaño de la persona; una plataforma ajustable para pies; agarraderas en los costados; patas antiderrapantes; una bolsa de residuos con capacidad de seis litros; un compartimiento en la espalda para colocar una bolsa de agua caliente (para relajación de los músculos y adaptabilidad de la espalda de la madre); y un maletín para transportar el equipo completo. Se pueden adoptar diversas posiciones dependiendo de cada situación: parto horizontal, semi sentado o hincado.

 

 

“Tratamos de diseñar algo amigable y que fuera parte de su día a día, sin cambiar totalmente su cultura o su manera de realizar los partos, sino que la camilla sea una herramienta de mejora para las tradiciones que se viven en un parto”, aclaró el equipo creador.

 

Las alumnas mencionaron que actualmente se encuentran trabajando para que el proyecto se convierta en una realidad y no solamente en un proyecto escolar. Parte de su enfoque humano es conseguir un impacto benéfico para las zonas indígenas y contribuir al bien común de la sociedad.

 

Para la Panamericana resulta honorable saber que sus alumnos pongan en práctica la misericordia y se enfoquen en la continua creación y diseño de herramientas que contribuyan al mejoramiento de la vida cotidiana para comunidades vulnerables.