Reducción del dolor con realidad virtual en indígenas Me’Phaa Vs. pacientes urbanos

Ruta
Noticias
Reducción del dolor con realidad virtual en indígenas Me’Phaa Vs. pacientes urbanos

Ciudad de México, 28 de agosto de 2020.- ¿Puede la realidad virtual ayudar a reducir la percepción del dolor de un paciente? Con el fin de conocer la diferencia en la reducción del dolor y la respuesta de signos vitales, un grupo de expertos de la Universidad Panamericana (UP) llevaron a cabo la investigación Reducción del dolor con Realidad Virtual en cirugías ambulatorias en una comunidad indígena Me’ Phaa vs. pacientes urbanos.

 

Utilizando realidad virtual para la distracción del dolor, esta investigación se realizó en poblaciones indígenas de la Montaña del Estado de Guerrero, liderada por el Dr. José Luis Mosso Vázquez, profesor investigador de la Escuela de Medicina con el apoyo del Dr. Gregorio Tomás Obrador Vera, médico, investigador y director de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UP; así como la Dra. Brenda Wiederhold, directora del Centro de Medico de Realidad Virtual de San Diego California.

 

En el estudio, llevado a cabo durante 2019, participaron 44 pacientes candidatos a cirugía ambulatoria, de los cuales, 22 fueron del grupo indígena Me’Phaa, asentados en el municipio de Maniltepec, Guerrero y los 22 restantes, pacientes urbanos de la Ciudad de México.

 

 

Diferentes procedimientos, resultados sorpresivos

 

En los pacientes urbanos, un cirujano realizó procedimientos quirúrgicos ambulatorios de tejidos blandos como lipomas, quistes ubicados en la cabeza, cuello, espalda, hombros, brazos, extremidades y abdomen; en las cuales se utilizó anestesia local, intravenosas, analgésicos y sedantes.

 

Por su parte, en el grupo de indígenas Me’ Phaa, el cirujano llevó a cabo los procedimientos en un consultorio; fuera de un quirófano, sin soluciones intravenosas, analgésicos o sedantes. Únicamente se incluyó un PlayStation, un smartphone y un Google Cardboard, junto con entornos virtuales como Enchanted Forest, The Sea, Lake Valley, Jurassic Dinosaur y Coast Space VR.

 

Fue precisamente en el grupo indígena donde se observó una considerable reducción de dolor comparada con la del que experimentó el grupo de pacientes de Ciudad de México, además no requirieron tiempo de recuperación en comparación con los pacientes urbanos.

 

Antes del procedimiento, la escala de dolor fue de 2.92, durante el procedimiento quirúrgico 1.67 y después de la cirugía 0.67. La frecuencia cardíaca fue de 80.42 (antes), 78.5 (durante) y 72.42 (después), respectivamente. La respuesta en los pacientes de la ciudad la escala fue de 5.8 antes, 3.32 durante y 1.48 después del protocolo quirúrgico, y la frecuencia cardíaca fue de 74.07 (antes), 68.53 (durante) y 73.1 (después) respectivamente.

                                                                                                               

Dichos resultados permiten concluir que la realidad virtual ayuda a mitigar el dolor y que las variables culturales, económicas y psicológicas asociadas a la forma de vida, inciden en la capacidad de resistencia al dolor y a su pronta recuperación.