La importancia de la psicología en el mundo de las inversiones

Ruta
Noticias
La importancia de la psicología en el mundo de las inversiones

Aguascalientes, 25 mayo del 2021.-

La psicología del inversionista es uno de los temas de los cuales no se suele hablar dentro del mundo financiero, ya sea debido a su poco conocimiento o simplemente por el orgullo de los propios inversionistas. Es por ello que, el día miércoles 19 de mayo del presente año, se llevó a cabo la conferencia “Psicología del inversionista y diversificación de portafolios”, organizada por el grupo estudiantil Rocket Group e impartida por el profesor Alberto Navarro Pérez, en la que comentó acerca del papel que juega la psicología en las prácticas financieras y cómo estas influyen en el perfil del inversionista, todo esto con la finalidad de brindar un conocimiento necesario para aquellos alumnos que buscan introducirse en el mundo de las inversiones.

 

El profesor Alberto Navarro es egresado de la Universidad Panamericana Ciudad de  México de la carrera de Administración y Finanzas, además de contar con un programa de dirección de empresas en el IPADE y participar en el ámbito bursátil en las casas de bolsas en México. Empezó su carrera como educador en Guadalajara, la cual sería retomada más tarde en 2008 en la Universidad Panamericana Aguascalientes, donde ejerce como catedrático.

 

Relata que estuvo presente tanto en el “boom” como el “crack” de la bolsa en México lo cual para él fue un a experiencia que lo dejó marcado en su vida. Al hablar de su forma de impartir conferencias, siempre sus esquemas de dar estas charlas han sido mediante la búsqueda de la metodología de la práctica, por lo que siempre busca contar con la participación de los alumnos. “Me da gusto ver a futuros inversionistas, futuros traders.”, fue como empezó la conferencia.

 

El inicio de la conferencia fue dinámico, pues empezaba cada tema con una pregunta lanzada hacia los alumnos con la intención de mostrar distintos puntos de vista respecto a un tema con la finalidad de lograr compartir una misma idea, con temas como si en el bolsa hay perdedores y ganadores en donde para los alumnos el siempre ganador son las empresas y para el profesor, según expuso, depende de tu estrategia, pues, si es momento de dejar una acción, el otro piensa lo contrario, pero no significa que si el precio baja yo ya perdí, son pérdidas virtuales no reales, cuando uno deja es porque hay una ganancia y el que retiene es porque tiene una expectativa de subida, y cuando  la plusvalía esperada, no sólo obtenemos nuestro beneficio, sino que además experimentamos el emocionante placer del éxito, y la satisfacción personal de ver cumplidas, hechas realidad nuestras expectativas.

 

Después, en la pregunta lanzada por el profesor Alberto acerca de si toda decisión de inversión implica un riesgo, para los alumnos sí, sin embargo, para el profesor hay de menores a mayores, en donde puso un ejemplo de una empresa pequeña que entra en el mercado de valores, puede ser riesgosa por la incertidumbre de su duración debido a su novedad, toda acción tiene un riesgo. De aquí el profesor parte a otra cuestión, ¿el perder supone un revés monetario y un golpe a nuestra autoestima, lo platicarías con naturalidad a tus amistades?, pues de acuerdo al Lic. Alberto sí se da con cierta regularidad, pues hay una necesidad de que se sumen inversionistas, por lo que se debe de hacer cultura con los inversionistas, y los alumnos respondieron que sí, pues de los fracasos uno aprende, sin embargo, entre grandes inversionistas, según recalca el profesor Alberto, es mal visto pero es necesario, pues el perder provoca desánimo.

 

“La inversión en bolsa no es una apuesta, sin embargo, existe un factor que hace parecer que así fuera, que es el factor de la especulación, y es que de acuerdo a Kaldor, especular consiste en una compra de bienes con vistas a su posterior reventa, cuando el motivo de tal acción es la expectativa de un cambio en los precios.”, fue como el profesor Alberto respondió al cuestionarse acerca de la similitud entre una apuesta y una inversión.

 

A mitad de conferencia, el Lic. Alberto mostró la gráfica de las acciones de Disney de los últimos años, en donde para introducir a la gráfica contó una anécdota con un padre que es financiero quien investiga empresas y las evalúa, y le tocó el caso de Disney. En este caso se encontró con una panorama difícil, con muchos cruceros y parques cerrados, sin embargo, Disney cuenta con un apartado en la industria cinematográfica, por lo que al apostar por este ámbito su acción subirá, y así fue, al inicio de la pandemia cayó su acción de su soporte  a llegar a 87 usd pero fue subiendo hasta llegar a los 196.88 según se observa en la gráfica. De acuerdo al profesor Alberto, lo anterior se muestra como ejemplo de una posibilidad que uno puede llegar a encontrarse en el mercado.

 

De aquí, la conferencia parte al tema de las emociones y la manera correcta de manejarlas, pues las emociones juegan un papel fundamental en las inversiones.

El profesor Alberto citó la frase de uno de los expositores más relevantes del tema, Daniel Goleman, quien sostiene que la inteligencia emocional es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y emociones, motivarnos y manejar adecuadamente las relaciones que sostenemos con otras personas y con nosotros mismos.

 

Además, también expuso las posturas de diferentes expositores acerca de la inteligencia emocional, como es el caso de Peter Salovey y John Mayer quienes sostienen que la inteligencia emocional es un tipo de inteligencia social que implica la capacidad de dar seguimiento a las emociones, sean propias o ajenas, discriminar entre ellas, y utilizar esta información para guiar los pensamientos.

 

De los temas y distintas posturas abarcadas en los temas anteriores, el profesor Alberto concluyó que la psicología puede ser un arma eficaz no sólo para lidiar con nuestras emociones, sino también para ayudarnos en nuestra manera de operar nuestras estrategias de inversión.

 

“Los ‘funda-mentales’ sobre los que se suele leer son habitualmente inútiles, puesto que el mercado ya los habrá tenido en cuenta al calcular el precio; yo los suelo llamar ‘risa-mentales’. No obstante, si se entera de algo pronto, antes de que lo sepan los demás, tal vez pueda aprovecharse de esos valiosos ´sorpresa-mentales’.” fue la cita de Ed Seykoett con la que finalizó la conferencia.