Alumni de la EBA es el nuevo director de la Orquesta Sinfónica de Chiapas

Ruta
Noticias
Alumni de la EBA es el nuevo director de la Orquesta Sinfónica de Chiapas

Ciudad de México, 9 de junio de 2021.- Rogelio Maximiliano Flores Vergara, alumni de la licenciatura en Música e Innovación con especialidad en Composición por la Escuela de Bellas Artes (EBA) de la Universidad Panamericana (UP), se incorporó a la Orquesta Sinfónica de Chiapas como el nuevo director artístico

                                   

Con el propósito de colaborar como director de una orquesta profesional, Max decidió inscribirse a la convocatoria lanzada por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Chiapas y a solo dos meses de presentarse frente al jurado comenzó a estudiar el material musical con el que habría de presentarse.

 

“Yo iba con una intención más académica y formativa, en el sentido de que me quería probar como director frente a una orquesta profesional. Vi que estaba bastante interesante el reto y lo decidí tomar”, explica el alumni.

 

En total fueron siete los directores concursantes, tanto nacionales como internacionales, y todos contaron con aproximadamente 40 minutos para dirigir a la orquesta: 20 destinados a un repertorio obligatorio asignado con antelación y 20 más para un repertorio a elección de cada participante. Todo se llevó a cabo frente a un jurado de honor conformado por expertos en la materia.

 

Al igual que la audición, el anuncio de los resultados se dio en el teatro de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) donde, además de recibir su nombramiento de manos de Rutilio Escandón Cárdenas, gobernador del estado de Chiapas, Max ensayó y dio su primer concierto como director artístico de la Orquesta Sinfónica de Chiapas esa misma noche, en la inauguración de la Casa de Cultura Corazón Borraz.

 

 

“El gobernador del estado estuvo presente y fue quien me entregó la batuta para hacer el nombramiento oficial. Definitivamente un evento interesante y también muy emotivo”, recuerda.

 

“Siempre había querido ocupar el puesto de director artístico. Sin embargo no lo esperaba tan pronto, así que anticipé un paso que quería dar en mi vida”, indica Max, pues a pesar de haber concluido su licenciatura hace poco más de un año, no esperaba cumplir este sueño de manera inmediata.

 

Además, admite que haber obtenido este reconocimiento luego de competir con directores de tanta trayectoria definitivamente ha sido un gran honor. Por ahora, tiene un objetivo claro: crecer con la Orquesta Sinfónica de Chiapas, haciendo que ésta se convierta en un referente en el sureste del país.

 

 

La EBA formando a una nueva generación de directores

 

Al hablar sobre su paso por la EBA, Max es consciente del gran privilegio que fue tomar clases con músicos profesionales, pues asegura que aprendió de ellos valiosas lecciones que ha podido llevar al ámbito profesional como la de mantenerse en constante aprendizaje, motivo por el cual él ahora busca estudiar una especialidad enfocada a la dirección.

 

Sin embargo, como director artístico agradece el hecho de que el plan de estudios de la EBA, además de centrarse en el conocimiento de música, se enfoque en enseñar a sus alumnos cómo gestionar los recursos, pues es gracias a ello que ahora es también capaz, entre otras cosas, de conseguir donativos para la orquesta.

 

Ahora desde su nuevo puesto espera poder transmitir a la orquesta uno de los valores esenciales que obtuvo de su casa de estudios: “En un cargo como el que ahora ocupo hay que estar conscientes del humanismo. Como director estoy trabajando con 40 músicos que no son solo eso, sino que son personas”, agregó.