Conversatorio Iberoamericano: retos y experiencias de directivos, profesores y alumnos frente a la pandemia

Ruta
Noticias
Conversatorio Iberoamericano: retos y experiencias de directivos, profesores y alumnos frente a la pandemia

Ciudad de México, 20 de agosto de 2021.- La Escuela de Pedagogía de la Universidad Panamericana, en conjunto con la misma escuela de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en Chile, llevaron a cabo, de manera virtual, el Conversatorio Iberoamericano: retos y experiencias de directivos, profesores y alumnos frente a la pandemia, un evento que reunió a expertos en educación de Chile, Colombia, México y España.

 

La reunión, dividida en cuatro bloques, abordó una pregunta diferente en cada uno de estos, en los que los invitados compartieron sus reflexiones, vivencias y recomendaciones.   

 

    1) ¿Cuál fue tu mayor aprendizaje profesional y personal en esta pandemia?


Durante el primer bloque, Jorge Muñoz, director del Instituto de Educación Secundaria El Portillo en Zaragoza, España, reflexionó sobre el panorama de incertidumbre y la fragilidad de la vida humana. En lo profesional, aprendió sobre la importancia de la corresponsabilidad de toda la comunidad educativa para poder desempeñar la labor docente: tanto de profesores, como directivos e incluso alumnos.

 

Así mismo, señaló que el profesorado necesita formación para poder transmitir cualquiera de sus conocimientos por medio de las herramientas digitales.

 

Ana Sandoval, docente de la Institución Educativa San Sebastián en Colombia, comentó que en lo personal aprendió a valorar más la vida y el tiempo en familia. Mientras que en lo profesional destacó la importancia de la libertad y pudo percatarse del problema de la brecha entre los extractos sociales de sus estudiantes, pues varios no tenían acceso a los medios necesarios para la educación de manera remota.

 

 

Sin embargo indica que también pudo constatar que no todo es tecnología: “reconocimos que es necesario un contacto humano, un roce, una palabra dulce, una mirada, un abrazo, una palmadita en la espalda y decirle tú puedes y yo digo que profesionalmente (aprendí) que debemos ser más humanos”.

 

Para cerrar el primer bloque, Paulina Peña, estudiante de 7° semestre de la licenciatura de Pedagogía de la Panamericana, precisó: “(…) de los retos es de donde se obtienen los mejores aprendizajes y la pandemia ha sido uno de los más grandes retos que como humanidad hemos enfrentado”.

 

Además, agregó que su aprendizaje más importante en esta época fue sobre la resiliencia: “La pandemia me arrebató muchas cosas como estudiante y como persona también: trabajo, amistades, prácticas profesionales, planes, viajes, proyectos a futuro, incluso seres queridos; pero nunca me pudo arrebatar las ganas de salir adelante y de agradecer lo que tengo y aprender de todo lo que me estaba tocando vivir”.

 

 

    2) ¿Cómo fue el impacto en tu institución / país de esta pandemia en el sector de educación?

 

En el segundo bloque, Lorena Assam, directora del Centro Escolar Yaocalli, México, habló del impacto de la pandemia en la educación tanto en el sector público como en el privado.

 

Sobre el primero refirió la implementación del programa Aprende en casa impartido a través de la televisión y radio que hizo accesible la educación pero excluyó a comunidades aisladas en las que la señal no llegaba. “El rezago académico de más de un año sin clases, sin ningún seguimiento, sin ninguna evaluación es imposible de dimensionar todavía”, explicó.

 

En cuanto al privado mencionó que se habilitaron clases en línea, trabajos a distancia y evaluaciones en plataformas, pero indicó que quienes tuvieron más acceso a estos recursos son apenas cinco millones de alumnos que representan el 15% de la población estudiante. “En el sector privado, el mayor impacto fue la pérdida de matrícula, sobre todo en las edades más tempranas, por esa falta de autonomía y esa necesidad de acompañamiento”, puntualizó.

 

 

A continuación Francisco Gálvez del Servicio Local de Educación de la comuna de Valparaíso, Chile, habló acerca de que las medidas tomadas para continuar con la educación a distancia fueron tomadas pensando más en la élite que sí tiene conexión, pero esto excluyó a gran parte de los niños sin dicho recurso. Apuntó también que la salud mental ha sido otro problema latente tanto en padres que deben cumplir con funciones múltiples como en niños que se ven obligados a no salir de sus casas.

 

Remarcó que, aunque en un inicio ningún profesor estaba preparado, ahora “Finalmente, la crisis genera crecimiento y yo he visto como mis colegas, como los profesores, se han modificado y han modificado sus clases para poder responder a las necesidades que tienen los niños”.

 

 

    3) ¿Cuál sería tu mejor recomendación para los retos educativos a los que nos enfrentaremos derivados de la pandemia?

 

Caroll Marambio, directora de la Escuela República de El Salvador, en Chile, expresó que su mejor recomendación para hacer frente a los retos de la pandemia es poner foco en los liderazgos efectivos, abiertos a aprender, al cambio y a la escucha activa: “(…) un liderazgo que genere colaboración, no solamente en el interior de las organizaciones, sino entre escuelas, actores de los sistemas educativos”.

 

“Creo que eso ha sido relevante y será relevante de ahora en adelante, un liderazgo que sea capaz de generar nuevas respuestas y que prepare a la escuela ante situaciones de crisis y de cambios”, dijo.

 

Después, Rubén Melchor, docente en Colegio FEC de la Concepción y del Máster de Educación de la UNED, ambas en España, comentó que suele debatirse mucho qué herramientas se van a emplear para las clases digitales pero no el qué se quiere lograr y para qué se usará cierta herramienta.

 

 

Una de mis recomendaciones importantes es que se establezca un plan pedagógico de qué queremos hacer, cómo lo vamos a hacer y por qué lo vamos a hacer así, podremos formar a los profesores, podremos ayudar a los alumnos y podremos buscar el dispositivo que más se acople a esa necesidad”, aconsejó. De igual modo señaló la importancia de atender a los alumnos sin dejar atrás a las familias.

 

A continuación, Yesica Salazar estudiante de 8° semestre de la Licenciatura en Matemáticas e investigadora de Grupo Camath en la Universidad Surcolombiana, expresó que la educación virtual ha brindado la oportunidad de participar en grupos de semilleros de investigación y le ha abierto la puerta a la interacción con profesionales de diversas instituciones y países.

 

“Como recomendación, lo único que podemos hacer es seguir avanzado, adaptarnos y sacar lo mejor, siempre buscando el bienestar de los niños, de la educación y de que ellos aprendan, y seguir siempre buscando nuevas alternativas, ser innovadores”, manifestó.

 

 

    4) ¿Cuáles son los conocimientos, habilidades, actitudes que debieran incorporarse a las propuestas educativas como aprendizaje que nos deja esta pandemia? 

 

Luz Aldana, rectora de la Institución educativa Rodrigo Lara Bonilla, en Colombia, consideró la importancia de la preparación emocional. “Hay que preparar las competencias emocionales y desarrollarlas en todos los actores emocionales de nuestra comunidad educativa, en padres de familia, en profesores, en directivos y, por supuesto, en estudiantes”, señaló.

 

Hablo también de la importancia de generar la cultura de la investigación entre los estudiantes, mientras que los maestros deben de buscar innovar en sus prácticas para dar lugar a aprendizajes dinámicos, pertinentes y flexibles.

 

A continuación, Enrique Tovar, docente en nivel secundaria del Centro Escolar Cedros, México, dijo que uno de los principales motores en los que deben trabajar los docenes “es la disposición al cambio y esa disposición al cambio tiene que ser en una manera positiva”.

 

 

Añadió que deben atreverse a romper esquemas y ser autocríticos a través de diálogos con otros docentes; mientras que los estudiantes deben estar abiertos a obtener nuevas habilidades.

 

Para terminar, Andrea Sánchez, profesora de Educación Básica especialista en Primer Ciclo y en Lenguaje y comunicación, sugirió que es importante “(…) incorporar al alumno como lo que siempre debió ser, el centro de la enseñanza y del aprendizaje”. Igualmente habló de la responsabilidad de los profesores de crear situaciones didácticas especialmente cuando se trata de impartir clases a niños, que correspondan a sus motivaciones, intereses y que se eduque en la autonomía.

 

Igualmente externó que es fundamental que tanto profesores como estudiantes reciban educación emocional: “(…) nadie puede dar lo que no tiene y creo que si nosotros no nos formamos, no nos especializamos, aunque sea de manera autodidacta, no aprendemos de nuestras emociones”, concluyó.

 

Este encuentro fue valioso tanto por su carácter intercultural como por la oportunidad de diálogo entre pedagogos en el contexto actual.