Ingenieros UP replican respiradores para pacientes con COVID-19

Ruta
Noticias
Ingenieros UP replican respiradores para pacientes con COVID-19

Ciudad de México, 20 de mayo de 2020.- ¿Por qué dejar morir a una persona por la falta de algo que yo puedo producir? Eso fue lo que se preguntaron un grupo de tres alumni y un alumno de la Facultad de Ingenierías de la Universidad Panamericana, quienes tras mantenerse al tanto de las noticias relacionadas con el COVID-19, se dieron cuenta de que en México muchos pacientes afectados por este virus podrían no sobrevivir debido a la falta de ventiladores.

 

Jorge Eduardo Ochoa Fierro, egresado de la carrera de Ingeniería en Innovación y Diseño y actual profesor de la facultad, relata que él y su ex compañero y amigo Francisco Padilla Monroy (alumni de Ingeniería Mecatrónica) querían contribuir de algún modo ante la pandemia, pero no tenían claro cómo.

 

Fue entonces cuando notaron que el tema de la falta de ventiladores era una noticia recurrente. “Francisco pensó que no le gustaría que sus padre o alguien cercano tuviera que morir por falta de algo que él pudiera fabricar. Con esto claro al inicio de semana santa, me invitó a integrarme al proyecto y convoqué al resto del equipo”, relata Jorge.

 

Así ocurrió que junto con Guillermo Campos Guzmán (alumni de Ingeniería Mecatrónica) y Juan Manuel González Bermúdez (alumno de Ingeniería Industrial) además de Irlanda García Badillo (estudiante externo Diseño Industrial), Enrique Rivas (estudiante externo de Diseño Industrial) y Gustavo Merkel (miembro de Coronavirus Makers), se dieron tarea de manufacturar y adaptar el diseño de un ventilador automático de España: OxyGEN.

 

 

“Para empezar buscamos qué estaban haciendo en otro países ante este problema y encontramos algunos modelos españoles que ya estaban en etapas avanzadas de funcionamiento en hospitales. Después dividimos las tareas y cada quien empezó a trabajar desde su casa, con lo que logramos que dos semanas después estuviera el primer respirador funcionando y listo para pruebas clínicas”, recuerda Jorge.

 

El mayor reto: adaptación

 

OxyGEN es un dispositivo de emergencia diseñado para que cualquier persona pueda construirlo en cualquier lugar del mundo. Funciona con un sistema de levas que oprimen un resucitador manual conocido como AMBU (Airway Mask Bag Unit), “(…) de esta forma se logra mecanizar la operación manual de oprimir el  AMBU, y con ello logramos realizar esta tarea de forma más precisa y consistente que un humano”.

 


Cuando no hay ventiladores disponibles, los médicos y enfermeras tienen que ventilar a los pacientes de forma manual a los enfermos durante varias horas. “En algunos casos, por tal motivo este respirador está pensado para suplir el trabajo manual del personal de salud y con esto buscamos liberar manos para que se pueda atender a otros pacientes”, explica Jorge.

 

Si bien la aportación del respirador no es una innovación, Jorge afirma que el mayor reto al que se enfrentó el equipo fue de ingeniería, pues tuvieron que adaptar el diseño para poder hacerlo con recursos disponibles en México y a su vez pensarlo para una fabricación rápida y de bajo costo.

 

 

“La fabricación del respirador se logró en muy poco tiempo gracias al proceso de manufactura utilizado, el cual involucra maquinaria de corte láser para toda la carcasa metálica y levas, e impresión 3D para elementos mecánicos y coples”, expone.

 

Además agrega “otra parte importante fue la labor de hablar con médicos de nuestro país y enfocarnos en las necesidades reales de los hospitales en México, ya que son muy diferentes a las de otros países”.

 

               

 

En busca de apoyo

 

Actualmente el equipo se encuentra realizando pruebas de durabilidad mecatrónica y de parámetros de funcionamiento, es decir, que se logre una frecuencia y un volumen de ingreso de aire adecuado, así como también que la presión de aire sea suficiente y que todo esto se dé con la regularidad requerida.

 

Una vez validadas dichas pruebas el siguiente paso será probar la máquina en hospitales y para así comenzar con la producción de más ventiladores. Sin embargo para poder realizar esta producción, el equipo está en busca de apoyo.

 

               

 

“El apoyo que más se requiere es donativos económicos para poder fabricar más equipos, así como ayuda para poder buscar y detectar en qué lugares son más necesarios para poder hacérselos llegar”, esclarece Jorge.

 

¿Sabes de algún patrocinador que pueda apoyar a este equipo? Si es así no dudes en escribir a Francisco Padilla a: fpadilla@artcentermexico.com